El gasto en desempleo superó en 2012 en casi 3.200 millones lo presupuestado

El año se cierra con un crecimiento del 5,6% en las prestaciones, hasta 31.678 millones La cifra complica el objetivo de déficit

En la imagen, interior de una oficina de los servicios públicos de empleo de Jaén.
En la imagen, interior de una oficina de los servicios públicos de empleo de Jaén.EFE

Las prestaciones de desempleo han cerrado 2012 con un gasto acumulado de 31.678 millones de euros, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Empleo. Eso supone un gasto casi 3.200 millones superior al que había presupuestado el Gobierno y complica el cumplimiento del objetivo de déficit, pues supone 0,3 puntos más de desfase sobre lo previsto.

Desde el principio, prácticamente todos los expertos eran unánimes en que los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Empleo, Fátima Báñez, se equivocaban presupuestando una fuerte reducción del gasto en desempleo en un año en que se seguirían destruyendo abundantes puestos de trabajo.

Además, tras la reforma laboral aprobada por el Gobierno que facilitaba y abarataba los despidos, la destrucción de empleo en 2012 fue más intensa incluso de lo que ya se esperaba. Con esas facilidades para el despido, el paro se extendió además rápidamente entre trabajadores que tenían contratos fijos de larga duración, con lo que acumulaban derechos a prestaciones relativamente altas y duraderas.

El Gobierno había previsto una caída del 5% en el gasto por desempleo y ha ocurrido justo lo contrario: ha subido el 5,6%, aunque el ritmo de crecimiento se modera en el último tramo del año. Habrá que ver en 2013 el ahorro que suponen los recortes aprobados por el Gobierno en las prestaciones por desempleo en julio pasado, unos recortes que Mariano Rajoy había prometido no hacer. Pero, de nuevo, el objetivo de que el gasto por desempleo se reduzca un 15,7%, hasta 26.700 millones, como ha previsto el Gobierno en los Presupuestos, parece poco realista en un año en que España batirá récords de parados.

El incremento del paro en 132.000 personas más en enero no es un buen presagio para la evolución del gasto. Y el desplome del número de cotizantes (263.000 menos en enero) hasta el nivel más bajo desde 2002 apunta nuevos problemas para las cuentas de la Seguridad Social.

De momento, el año 2013 se cerró con 2.957.378 beneficiarios de prestaciones, el 1% más que un año antes. Y en diciembre también aumentaba ligeramente el gasto medio por beneficiario, un 1,1%, con respecto al año anterior. Con ese punto de partida, los expertos tampoco se creen que se cumplan este año las previsiones.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Subdirector de EL PAÍS al frente de la información de economía y empresas. Ha desarrollado su carrera en Cinco Días, diario del que fue director, y en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector de Información y director adjunto. Es licenciado en Derecho, Ciencias Económicas y Ciencias Políticas y máster en Periodismo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción