Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda de las comunidades baja por primera vez en cuatro años

La deuda de todas las Administraciones sí que sube con un alza del 15% y toca nuevos récords

El total supera los 817.000 millones y rebasa el 77% del PIB, su nivel más alto en un siglo

La deuda de las autonomías bajó en el tercer trimestre por primera vez desde septiembre de 2008, aunque el descenso ha sido mínimo, de apenas 811 millones, lo que deja el total del pasivo de las autonomías muy cerca de los máximos históricos que alcanzó en la primera mitad de 2012 con 167.460 millones de euros, según los datos que ha publicado este viernes el Banco de España.

El descenso se explica por el recorte del pasivo en 10 comunidades, sobre todo en Madrid, donde ha bajado en 584 millones, y en Cataluña, con 220 millones. Por el contrario, donde más ha aumentado ha sido en Andalucía, cuya deuda ha sufrido un repunte de 359 millones. Pese a estos cambios, Cataluña sigue siendo la autonomía más endeudada con un pasivo de 45.750 millones, seguida por Valencia, con 25.570 millones, y Andalucía, que tiene pendiente de devolver 18.495 millones. A continuación se sitúa Madrid, con 17.780 millones.

Con relación al PIB, la clasificación registra algunos cambios. Castilla-La Mancha tiene el porcentaje más alto con un pasivo equivalente al 25,7%. También Valencia, Cataluña y Baleares superan el 20%. Las comunidades y sus desmanes con el gasto han disparado el crecimiento de su pasivo en los últimos años. Así, si la deuda de la Administración central se ha duplicado desde los mínimos que marcó en 2007, ya que antes del inicio de la crisis bajó al 36%, las obligaciones de pago de las autonomías se han triplicado en el mismo periodo, pasando del 5,8% al 15,9% con el que cerraron septiembre, el mismo porcentaje que en junio.

Por su parte, el total de la deuda pública española ha vuelto a subir en el tercer trimestre de este año, tal y como ha venido ocurriendo de forma constante durante estos últimos cuatro años, hasta marcar un nuevo récord sobre los 817.000 millones de euros. Con relación al PIB, el endeudamiento también ha aumentado en el tercer trimestre con respecto al anterior, con lo que marca a su vez otro máximo en términos absolutos y su nivel más alto en un siglo en relación con el PIB, en el 77,4%, tal y como ya había avanzado EL PAÍS.

En el repunte de la deuda pública en el tercer trimestre también empieza a pesar el rescate de la banca, ya que el Estado tuvo que inyectar en Bankia 4.500 millones en agosto de forma previa al dinero europeo. Además, volverá a subir en el último tramo del año, ya que esta misma semana han llegado el primer tramo de los 39.468 millones de euros que se necesitan para recapitalizar al sector.

El avance del tercer trimestre, que tuvo lugar pese a que el dato de PIB que se toma como referencia fue inferior al del periodo anterior, fue de 1,4 puntos porcentuales. Tras este nuevo incremento, que se debe solo al aumento del pasivo de la Administración Central, el endeudamiento del conjunto del Estado llega hasta el 77,4% del PIB, que es la cifra más alta desde 1910, según la serie estadística reconstruida en un estudio publicado por el Fondo Monetario Internacional.

Además, con vistas al futuro, la deuda pública seguirá subiendo hasta superar el 80% del PIB, tal y como reconoce el propio Gobierno en los Presupuestos para 2013 por el rescate a la banca y el cómputo del FLA, que se volverá a poner en marcha el próximo año. Mientras, del lado de las comunidades, confía en mantener las cuentas de las regiones bajo control tras aprobar este año la ley de estabilidad presupuestaria que consagra el principio de la austeridad en la ordenación jurídica. El alto volumen del pasivo, supone una carga muy pesada para lograr la recuperación económica pese a que, de momento, España sigue por debajo de la media europea, que ronda el 85%.