Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado rebaja el déficit en más de medio punto desde agosto

La desviación del Estado cae hasta el 4,13% en octubre, aunque es cuatro décimas más que el de 2011, Fernández Currás confía que el déficit se reduzca hasta el 3,4%

La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás.
La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás.

El Gobierno tira con fuerza de las riendas del déficit. Lucha para controlar la desviación presupuestaria: que los gastos no rebasen a los ingresos públicos más allá del límite de este año para el Estado y la Seguridad Social y que está en el 4,5% del PIB. Para ello, a lo largo de este año ha aprobado una batería de medidas con subidas de impuestos y recortes de gastos que ahora se comienzan a notar con más nitidez en las cuentas públicas. En los dos últimos meses, el déficit público ha moderado su crecimiento. Así, ha descendido en 64 décimas, desde el 4,77% del PIB registrado en agosto hasta el 4,13% de octubre avanzado esta mañana por la secretario de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.

Esta desajuste presupuestario, del 4,16% del PIB en octubre, se traduce en que el Estado ha gastado 43.374 millones más de lo que ha ingresado. Y este dato es peor que el registrado en el mismo periodo del año pasado, cuando el déficit ascendió al 3,74% —lo que supone 39.809 millones—. El último trimestre del año pasado fue especialmente malo para las cuentas públicas: coincidieron las elecciones generales con un agravamiento de la recesión económica, que desplomó los ingresos públicos.

Los responsables de Hacienda se muestran optimistas a pesar de todo. Confían en que en los dos próximos meses (noviembre y diciembre) se mantenga la tendencia de moderación del déficit que se vislumbra desde agosto y cierre 2012 en el entorno del 3,5%. Con este dato habría margen para asumir la desviación de la Seguridad Social. Esta institución registrará un déficit de 10.500 millones (1% del PIB), según las estimaciones que el Gobierno remitió a Bruselas. Y eso sin contar con la revalorización de las pensiones, pendientes de actualizarse con el IPC registrado este año, lo que supondría unos 2.500 millones en 2012. Pero Hacienda confía que el desequilibrio presupuestario de la Seguridad Social sea menor y deje margen para poder aumentar las pensiones en función del índice de precios.

En términos homogéneos, el déficit registrado en los diez primeros meses se queda en el 3,92% del PIB, cifra que adelantó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la semana pasada. El déficit fue consecuencia de unos pagos de 132.153 millones de euros, un 4,9% más, mientras que los ingresos sumaron 88.779 millones de euros, lo que supone un aumento del 3%.

Currás ha destacado que por segundo mes consecutivo se ha reducido el déficit del Estado. "Éste es el dato fundamental", ha dicho tras destacar que el déficit se ha moderado en más de 2.700 millones respecto al mes pasado. Estas cifras, según la secretaria de Estado, confirman el impacto positivo de las medidas aprobadas por el Gobierno y demuestran que el Ejecutivo se mantiene "en la línea" comprometida con Bruselas para cumplir el objetivo para 2012.

A su juicio, esta afirmación podía parecer un "ejercicio de voluntarismo" en los meses previos, pero ahora se constata que las figuras tributarias están dando el resultado esperado. Así, el Gobierno sigue manteniendo que cumplirá el objetivo, ya que en noviembre y diciembre el déficit se seguirá moderando.

Los ingresos suben un 19,2%

En términos de caja, una metodología que considera los ingresos y los gastos efectivamente realizados, el déficit se ha situado en 25.560 millones de euros, el 2,43%, frente al 3,30% del mes anterior. Al homogeneizar el dato, el déficit se queda en 19.5454 millones, el 1,86% del PIB.

El total de los ingresos no financieros en los diez primeros meses del año, antes de descontar la participación de las administraciones territoriales en IRPF, IVA e Impuestos Especiales, alcanzó los 183.431 millones de euros, lo que supone un aumento del 19,2% en términos interanules.

Los ingresos impositivos sumaron 142.082 millones de euros, con un descenso del 0,1%, aunque la cifra supone un aumento del 0,4% en términos homogéneos. La recaudación por impuestos directos totalizó 80.551 millones, un 2,9% más, mientras que la de impuestos indirectos alcanzó los 61.531 millones, un 3,9% menos.

Recaudación por impuestos

Por figuras impositivas, el IRPF aportó 60.237 millones hasta octubre, un 1,2% más. En términos homogéneos, el crecimiento es del 2,2%. De cara a los próximos meses, Currás espera un comportamiento "positivo" de este impuesto.

Los ingresos por Sociedades aumentaron un 10,5%, hasta 17.303 millones por el aumento del 35,1% de los ingresos en octubre, que recoge el efecto de los cambios normativos sobre los pagos fraccionados aprobados en julio, que han supuesto 2.057 millones más que en el mismo mes de 2011.

El IVA, por su parte, generó 43.865 millones, un 3,6% menos, aunque con una caída menor que las registradas en la primera parte del año por el crecimiento de ingresos por aplazamientos de periodos anteriores y la subida de tipos.

El IVA mejorará en los próximos meses

Currás ha dicho que el Gobierno espera que en los próximos dos meses (noviembre y diciembre) la recaudación de IVA mejore el resultado global del impuesto respecto a lo presupuestado en 2012 y con una cifra "consistente" con la planteada de cara a 2013.

Los ingresos acumulados hasta octubre por Impuestos Especiales sumaron 15.201 millones, un 5% menos. En concreto, los ingresos por Labores del Tabaco cayeron un 4,5% y el Impuesto Especial sobre Hidrocrburos bajó un 7,9%. En cambio, el Impuesto Especial sobre la Electricidad creció un 8,7% y el de la Cerveza, un 1,3%.

Los pagos no financieros alcanzaron los 127.413 millones en los diez primeros meses del año, lo que supone un aumento del 6,2% por el aumento en los pagos por transferencias corrientes y por intereses.

El pago de intereses de la deuda sube un 16,2%

Los sueldos y salarios del personal activo bajaron un 1,7%, hasta 10.993 millones, mientras que los pagos por intereses de la deuda crecieron un 16,2%, hasta 25.362 millones, una cifra que sigue evolucionando en función del volumen de deuda, los tipos de interés y el calendario de vencimientos.

Los pagos por transferencias corrientes, por su parte, sumaron 70.907 millones. De la cifra total, las transferencias al resto de administraciones alcanzaron los 58.512 millones, tras aumentar las de la Seguridad Social y las de los Entes Territoriales.

Los pagos por inversiones reales se redujeron el 24,4%, hasta sumar un total de 3.703 millones de euros en los diez primeros meses del presente ejercicio.