Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MENOS CREACIÓN DE RIQUEZA

La rebaja del PIB en 2011 empeora la perspectiva de una salida de la crisis

El INE revisa a la baja tres décimas el dato del año pasado y dos décimas el de 2010

El desplome del consumo de los hogares se agravó con una caída del 1%

Fuente: Instituto Nacional de Estadística.
Fuente: Instituto Nacional de Estadística.

La debilitada economía española, atrapada en su segunda recesión en tres años, es más frágil de lo que se pensaba. El producto interior bruto (PIB) creció durante los últimos dos años aún menos de lo que se había calculado, lo que empeora las perspectivas de que el país vaya a salir pronto de la profunda crisis en la que se encuentra y que le ha dejado a las puertas del rescate global. El Instituto Nacional de Estadística (INE) revisó este lunes a la baja el dato del PIB en 2010 (de una caída anual del 0,1% a una del 0,3%) y en 2011 (de un crecimiento del 0,7% a solo del 0,4%), debido sobre todo al desplome del consumo de los hogares.

Y lo peor está por llegar. En las revisiones oficiales publicadas en julio, el Gobierno prevé que la recesión que se empezó a fraguar a finales del año pasado se acelere este año (caída del PIB del 1,5%) y se extienda hasta 2013, con un descenso del 0,5%. Está por ver si la revisión de los últimos dos años publicada este lunes afectará a esos pronósticos. Los analistas dan por hecho que tendrá algún tipo de impacto en el dato intertrimestral del PIB del segundo trimestre tras avanzar en julio que cayó un 0,4%.

El dato más llamativo de la revisión realizada para 2011 es la caída en picado del consumo de los hogares (un 1% frente al 0,1% calculado anteriormente). “Es lo más significativo y el dato que marcará más el presente año”, afirma Sara Baliña, de Analistas Financieros Internacionales (AFI). La experta puntualiza que una parte de esa caída corresponde al incremento del ahorro ante las incertidumbres que se ciernen sobre la economía. Pero sobre todo hay que tener en cuenta la tasa de paro —al borde del 25%—, la contención de los salarios y las persistentes dificultades para obtener financiación de una banca que está a la espera de recibir un recate de hasta 100.000 millones de euros de Europa. Como otros economistas, Baliña recuerda que la subida del IVA a partir del 1 de septiembre para aumentar la recaudación y cuadrar el déficit podrá tener un impacto en el consumo de los hogares.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística.
Fuente: Instituto Nacional de Estadística.

Menor avance de las exportaciones

El avance mucho menor de las exportaciones y una caída mayor de lo calculado de las importaciones también explican la revisión de tres décimas del PIB en 2011, lo que deja el crecimiento de ese año en el 0,4% (muy lejos del 1,3% que vaticinó el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero). También hay que tener en cuenta la caída del 9% (frente al 8,1% calculado anteriormente) de la inversión en construcción, uno de los motores de la economía en tiempos de bonanza. Como dato relativamente consolador, el empleo generado por la economía cayó en términos interanuales un 1,7%, frente al 2% anterior.

La revisión del crecimiento por parte del INE —un ritual que se realiza cada año por estas fechas— llega en un momento muy delicado para la cuarta economía de la zona euro, con los mercados pendientes de cada decisión, dato o declaración. “Se trata de un cambio técnico normal, pero ante los mercados no viene bien, no es positivo”, explica José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney. “La gente quiere saber ya cuándo vamos a crecer. La dieta de austeridad de la canciller Angela Merkel es un desastre”, dice.

Rescate blando

Tras acordar con Europa la ayuda para la banca, Mariano Rajoy abrió en agosto la posibilidad al llamado rescate blando para el conjunto de la economía. El presidente del Gobierno tiene esta semana reuniones clave con el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y el de Francia, François Hollande.

La reacción de los mercados fue este lunes en un primer momento negativa. El Ibex cayó tras la publicación del INE, pero remontó enseguida y cerró en positivo, con una subida del 1,21%. Mientras tanto, el Tesoro Público pondrá a prueba este martes la confianza de los inversores con una subasta de letras a tres y seis meses con la que espera captar hasta 3.500 millones.