Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina rompe su acuerdo fiscal con España que evitaba la doble imposición

La ruptura entrará en vigor el 1 de enero de 2013

El acuerdo entre ambos países se había firmado en 1992

El Gobierno de Argentina publicó el viernes en su Boletín Oficial la ruptura del acuerdo fiscal con España que se firmó en 1992 y mediante el cual se pretendía “evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio”. La denuncia del acuerdo se produjo el 29 de junio, la publicación en el Boletín Oficial se efectuó este viernes y la ruptura entrará en vigor el 1 de enero de 2013, ya que el propio acuerdo establece que se respete un plazo de seis meses desde la denuncia hasta que deje de estar en vigor.

“Para los residentes argentinos en España no tendrá mucho efecto. Pero afectará más bien a las empresas españolas. Algunos pagos que se estaban haciendo en materia de regalías o intereses estarán sometidos a una tributación más elevada”, indicó el experto tributario argentino Antonio Figueroa. “Yo negocié ese tratado en 1992”, añadió Figueroa. “Y era muy bueno. Si había algo que corregir se podría haber negociado. Pero la situación de denuncia es la más extrema. No se puede llegar a una situación así. Esto solo muestra falta de preparación de quienes están al mando de la política fiscal de Argentina. Hay falta de conocimiento e improducencia en el manejo de una cuestión tan delicada como es la tributación internacional”.

Para los técnicos partidarios de este tipo de convenios bilaterales, que España mantiene con 97 países, los acuerdos estimulan la inversión del capital extranjero en los países menos desarrollados. Sin embargo, sus detractores piensan que los países emergentes terminan recaudando menos dinero y no creen que su ruptura afecte a la llegada de inversiones. "Es cierto que este tipo de convenios están diseñados para favorecer a los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)" antes que a las naciones en desarrollo como Argentina", explica Antonio Figueroa. "Hay que preparar nuevos tratados más equitativos, pero no tiene sentido romper algo que, era beneficioso para Argentina".

“La noticia es mala, sin duda”, informaron fuentes empresariales españolas. “Pero tal vez de aquí a enero se pueda firmar otro convenio distinto a este. Los técnicos de España y Argentina llevaban negociando varios meses, pero no había manera de que se pusieran de acuerdo”. Recientemente Argentina ha suspendido también con Chile su convenio fiscal para evitar la doble imposición, además de Austria y Suiza.

España, hasta 2010, era el segundo país inversor en Argentina (con 13.486 millones de euros), por detrás de Estados Unidos (15.556), según según datos del Banco Central de Argentina. Y es uno de los países que más puestos de trabajo genera en Argentina.