Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los biocombustibles disparan el déficit comercial con Argentina a 946 millones

España es, con 22.115 millones, el primer inversor extranjero en el país austral

La balanza comercial entre España y Argentina arroja un déficit de casi mil millones de euros (946 millones), según los últimos datos divulgados por el Instituto Español de Comercio Español (ICEX) correspondientes al ejercicio 2011. Las importaciones españolas de productos argentinos sumaron 1.770 millones de euros, frente a las exportaciones que ascendieron a 824 millones de euros.

Los productos químicos —fundamentalmente biocombustibles—, hortofrutícolas y pescados y mariscos son los principales productos importados por España del país austral. Por contra, Buenos Aires compra a Madrid tecnología industrial, productos químicos y productos para la industria auxiliar.

Además, España es el primer inversor en el país austral. Las empresas españolas han destinado más de 22.115 millones de dólares en inversión bruta directa en Argentina en 2009, según datos del Banco Central de la República Argentina.

Las grandes entidades financieras como Santander o BBVA, la multinacional de telecomunicaciones española, Telefónica, y las grandes energéticas, como Endesa, Gas Natural Fenosa y Repsonl encabezan las inversiones españolas en el país latinoamericano durante los últimos años. Aunque en 2009, últimos datos disponibles, la inversión española se redujo en casi mil millones de dólares, debido fundamentalmente a los efectos de la crisis economíca.

Las inversiones españolas en el sector petrolero, el que más recursos se lleva, cayeron en el último año con datos disponibles un 4% respecto al ejercicio anterior. Por contra, los bancos españoles han elevado sus inversiones un 35%, según los datos publicados por el ICEX.

A pesar de la expropiación de Repsol por parte de Argentina, existen media docena de acuerdos comerciales y de colaboración económica bilateral entre ambos países. El último, el “plan de asociación estratégica”, firmado en 2006. De hecho, España es el primer país inversor en Argentina y el noveno socio comercial por detrás de Brasil, China y Estados Unidos.

La economía del país latinoamericano apenas está sintiendo los efectos de la crisis financiera que está dejando tiritando a media Europa. El Producto Interior Bruto de Argentina crecio un 9,1% en 2010 aunque esté avance se suavizó el año pasado, cuando se cumple el décimo aniversario de su suspensión de pagos.

Otras grandes empresas españolas también tienen serios intereses en el país austral a demás de las grandes multinacionales financieras, energénticas y de telecomunicaciones españolas. Indra, Mapfre o grupos constructores como OHL y ACS tienen inversiones en Argentina. Por ejemplo, Telefónica, por su parte, gestiona 22,3 millones de accesos, según la memoria de la compañía de 2010, lo que representa una cifra de negocio de 3.073 millones de euros, un 5% del total de su facturación.

La exposición del Santander y el BBVA en Argentina es reducida, según datos del cierre de 2011, ya que el beneficio neto que obtuvieron en ese país representó el 5,22 % del total en el caso del BBVA y el 5,36 % en el caso del Santander, según analistas de Bankinter. También cadenas hoteleras como NH y Meliá cuenta con establecimientos en Argentina y grupo de distribución textil Inditex opera en el mercado a través de 10 tiendas de su enseña Zara.