Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garicano cree que se llegará al 5,3% de déficit al recortar hasta 64.000 millones

El economista de Fedea tacha de "imposible" alcanzar la cifra propuesta por Bruselas

"Si España quiere reducir el déficit del 8,51% al 5,3% no tendrá que recortar el gasto 32.000 millones, sino entre 53.000 y 64.000, algo imposible". El catedrático de Economía y miembro de la Federación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Luis Garicano, se ha mostrado así de claro durante un desayuno con la prensa organizado esta mañana por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie).

Garicano cree que debe ser prioritario el control de gasto de las comunidades autónomas y ha considerado que los hispanobonos podrían ser buenos para que las regiones tengan acceso a la financiación. Aun así, ha apreciado que las comunidades irresponsables podrían beneficiarse de los esfuerzos de las responsables. También ha considerado que, antes o después, el Gobierno de Mariano de Rajoy se verá obligado a subir el IVA.

Preguntado por los ajustes, Garicano ha explicado que reducir el gasto público en 10.000 millones de euros conlleva una caída de entre el 0,6% y el 0,8% del Producto Interior Bruto (PIB).

Fedea da un "aprobado alto" al Gobierno después de los primeros 100 días en la Moncloa

Fedea ha dado un aprobado a los primeros 100 días de gobierno del PP a pesar de que existen, según su opinión, aspectos "cuestionables" como el retraso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y la deducción por vivienda. Garicano ha detallado que la subida del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) aporta unos 4.000 millones de euros, mientras que la deducción cuesta a largo plazo 6.000 millones.

Respecto a las reformas aprobadas hasta ahora, Garicano da un "aprobado alto" a la reforma laboral. Desde su punto de vista, es "la más positiva", aunque no haya incluido el contrato único. Ahora, según sus palabras, las bonificaciones presentes en la norma no sirven "para nada", al considerar que se va a contratar a la misma gente que antes, pero se va a gastar "un dineral", por lo que ha abogado por destinar ese dinero a la formación de los jóvenes.

La nota para la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la reforma financiera sería simplemente un suficiente. En cuanto a la primera, desde Fedea echan de menos un mecanismo externo de control del déficit, que debería estar "formado por expertos para resultar creíble". En cuanto a la nueva reglamentación de la banca, la asociación considera que la medida va en la dirección adecuada, aunque es continuista con la pauta marcada por el Gobierno socialista. Garicano cree que es "inadecuada" para resolver la situación actual y ha insistido en la necesidad de poner a la venta paquetes de viviendas a los inversores extranjeros, que no se han interesado por el suelo.