Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama alaba el "continuo liderazgo" de Sarkozy y Merkel para encarar la crisis en Europa

El presidente de EE UU llama a sus homólogos francés y alemán, unas conversaciones en las que también hablan de más sanciones al régimen sirio

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha hablado este viernes con su homólogo francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel. En las conversaciones, que ha mantenido por separado, han tratado la situación económica de la eurozona y la continuada presión del régimen de Bachar el Asad sobre la población siria, según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

Obama subrayó los "significativos" pasos tomados por los líderes de la zona euro en la reunión que mantuvieron el pasado 21 de julio, en la que acordaron un segundo rescate a Grecia valorado en 109.000 millones de euros de ayudas públicas, aceptaron la inversión privada, y establecieron rebajas importantes de los préstamos de ayuda a Grecia, Irlanda y Portugal -países europeos que ya han recibido un rescate económico de la UE para superar la crisis. Medidas que se tomaron para tratar de frenar la crisis de la deuda griega y frenar un posible contagio a otros países, a pesar de las jornadas negras que se han vivido en todas las Bolsas estas semanas.

El mismo día que Obama ha alabado las medidas económicas adoptadas por la eurozona, el comisario de asuntos económicos de la Unión Europea, Olli Rehn, afirmaba en Bruselas que estas nuevas medidas acordadas por los líderes europeos deberían estar listas en septiembre, por lo que pidió a los líderes europeos que las sometan a votación en los parlamentos nacionales de cada país, paso necesario para que se lleven a cabo.

El mandatario estadounidense destacó el "continuo liderazgo" de Sarkozy y Merkel para encarar los retos que afronta la economía europea, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Las conversaciones tuvieron lugar mientras los líderes europeos mantenían este viernes múltiples conversaciones a varias bandas ante la gravedad de la crisis de la deuda y promovían la convocatoria urgente de una reunión del G7.

La crisis hizo este viernes que la prima de riesgo de Italia y el rendimiento de sus bonos superaran a los de España, ante lo que el primer ministro italiano Silvio Berlusconi anunció que acelerará los ajustes económicos, mientras las principales bolsas se desplomaban de nuevo.

Condena a Siria

En la misma conversación, y ya dejando los temas económicos a un lado, el presidente Obama abordó con los mandatarios europeos la situación en Siria. Los tres líderes condenaron el régimen del presidente Bachar al Asad y el "continuo" uso de la violencia "indiscriminada" del régimen sirio contra la población que reclama desde el pasado mes de marzo una mayor apertura democrática en el país.

Según la Casa Blanca, los mandatarios europeos subrayaron la condena que hizo el pasado 3 de agosto el Consejo de Seguridad de la ONU, pero estuvieron de acuerdo en señalar que hace falta dar "pasos adicionales" para presionar al régimen de Asad y apoyar a la población siria.

Desde mediados de marzo, la represión contra las manifestaciones de los opositores al régimen se han cobrado las vidas de más 1.500 civiles y de 369 soldados y efectivos de las fuerzas de seguridad, según el

Observtorio Sirio para los Derechos Humanos. Precisamente este jueves la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton responsabilizó al presidente sirio de la muerte de más de 2.000 civiles.