Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis financiera | La respuesta de las Bolsas

El Gobierno italiano acelera los recortes para calmar a los mercados

Roma adelanta su plan de reducción de déficit de 2014 a 2013 y prepara reformas adicionales.- La prima de riesgo italiana supera a la española por primera vez desde el inicio de la crisis del euro

Para el mercado, España ya no es el país con más posibilidades de seguir los pasos de los ya rescatados Grecia, Irlanda y Portugal. Su puesto como el siguiente en la lista de los Estados del euro con opciones de necesitar ayuda externa ha sido ocupado hoy por Italia. La nueva situación parece que ha sido demasiado para Roma y el Gobierno italiano ha anunciado la aceleración de su plan de recortes con el objetivo de llegar al equilibrio presupuestario en 2013, un año antes de lo previsto inicialmente. Además, el Ejecutivo planea nuevas reformas económicas.

Entre las medidas que se van a tomar, que habían sido adelantadas al diario Financial Times por una fuente gubernamental bajo demanda de anonimato, se encuentran dos reformas constitucionales: una para que haya obligatoriedad de elaborar un presupuesto con déficit cero, un objetivo que persigue el Ejecutivo desde hace tiempo, y otra para liberalizar ciertas actividades profesionales excesivamente reguladas. Además, se acelerarán las reformas estructurales y los recortes del Estado de Bienestar ya planeados.

El diferencial con los bonos alemanes acabó la jornada en 398 puntos básicos

El Ibex 35 cedió un 3,8% hasta alcanzar su nivel más bajo en 14 meses

El Tesoro superó la subasta de deuda a tres años a costa de elevar el precio

Economía insiste en que seguirá con el calendario de emisiones previsto

Berlusconi ha asegurado que todas las medidas, encaminadas a lograr el objetivo presupuestario 12 meses antes de lo previsto, se han consensuado con otros líderes de la Unión Europea. El primer ministro italiano también ha desvelado que ha acordado con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, la celebración de una reunión urgente de los ministros de Finanzas del G-7.

El doble cambio en la Constitución exigirá a los diputados regresar antes de sus vacaciones, aunque no será eso lo único que les afectará ya que el Ejecutivo planea también recortar los salarios de los cargos electos y las subvenciones a los partidos. "Se trata de una plan sólido y creíble", ha asegurado la fuente gubernamental a Financial Times. Las medidas, añade, fueron consensuadas ayer con patronales y sindicatos.

Según la agencia Reuters, que cita también a una fuente oficial bajo anonimato, el Banco Central Europeo ha apremiado a Roma para acometer las nuevas reformas. A cambio, la institución comprará de bonos de italianos en los mercados para intentar mejorar la situación de su deuda.

La prima de riesgo supera a la española

La prima de riesgo italiana, que es el sobreprecio exigido a sus títulos de deuda frente a los alemanes, de referencia, ha superado esta mañana por primera vez desde el inicio de la crisis a la española. El cambio de papeles no es un alivio, pero pone en evidencia que los inversores perciben el futuro próximo de las finanzas del país transalpino con más dudas que el español.

Además, se ha producido después de que la prima española marcase un nuevo máximo por tercera jornada consecutiva desde que España se incorporó al euro en 1999. No obstante, tras este pico, la prima ha registrado un fuerte descenso en medio de, otra vez, rumores de que el Banco Central Europeo estaría actuando en los mercados de deuda soberana comprando bonos de Irlanda y Portugal, según Bloomberg.

El adelantamiento de Italia ha tenido lugar después de que la prima de riesgo española haya pasado en apenas unos minutos de tocar otro récord en 417 puntos básicos a caer a 386, 12 por debajo de su nivel de ayer. A las 16.15 aumentaba su descenso a 29 puntos básicos, hasta los 369. Este recorte ha estado motivado por el mayor regreso de los inversores a la deuda española frente a la italiana. Así, la recuperación del apetito por los títulos del Tesoro en el mercado secundario, donde se negocian los bonos una vez emitidos, ha permitido que la rentabilidad de la deuda a 10 años a partir de la que se fija la prima pasase de tocar el 6,41% en la apertura a situarse por debajo del 6% por primera vez desde el 1 de agosto, lo que confirma el cambio de tendencia frente a las jornadas previas.

El bono italiano a 10 años se movía a esa hora sobre el 6,1% y su prima de riesgo mejoraba en 11 puntos básicos hasta los 378. La última vez que el diferencial español estuvo por debajo del italiano fue el 12 de mayo de 2010. A partir de ese momento, España comenzó a poner tierra de por medio frente a Italia hasta situarse sobre los 90 puntos básicos el pasado noviembre, coincidiendo con la debacle de Irlanda.

El desbordamiento de los problemas de Atenas puso el foco sobre los países del euro con niveles más altos de déficit. España, con un desfase presupuestario superior al 11% en 2009 por el gasto asociado a las medidas de estímulo, entró desde el primer momento en el pelotón de los llamados periféricos. Sin embargo, Italia, que en los años previos a la crisis fiscal tenía una prima superior a la española por su mayor deuda pública y un exiguo crecimiento (una media del 0,2% desde 2001), se libró durante los primeros meses de caer en el grupo de países bajo sospecha. Esto fue posible gracias a que su déficit se mantenía en niveles relativamente bajos y a que la figura de su ministro de Economía, Giulio Tremonti, tranquilizaba a los mercados. Sin embargo, de entonces hasta ahora pero sobre todo a partir de junio, la pereza gubernamental para aceptar las reformas, la caída en desgracia del propio Tremonti, la atonía de su crecimiento y el lastre de la deuda pública, la segunda mayor del mundo solo por detrás de la Japón con un 120% del PIB, la han devuelto al centro de la diana del ataque de los especuladores. A medida que la situación empeoraba, sus debilidades fiscales, camufladas en un primer momento por los mayores problemas que sufrían sus vecinos del sur de Europa, quedaban en evidencia.

De hecho, ya en las últimas sesiones la rentabilidad exigida a sus títulos a dos y tres años ya habían superado a los españoles y en los medios italianos se especulaba con la posibilidad del cambio de papeles en la prima desde hace días. En la misma línea, ayer se publicó un informe del think tank de Londres Centre for Economics and Business Research en el que se afirma que mientras Italia se va a ver "obligaba" a un impago, España no. La razón de este análisis está en que si los intereses al que cotiza su deuda en el secundario se mantienen sobre el 6%, su volumen de deuda con respecto al PIB seguirá aumentando hasta un insostenible 150%.

En el resto de los periféricos, las primas de riesgo de Irlanda y Portugal también mejoraban gracias a la inestimable ayuda del BCE -que la próxima semana debería confirmar qué ha hecho realmente en estas jornadas-. Además, la República también se ha visto beneficiada por la ratificación de su nota de solvencia por parte de Standard & Poor's (BBB+) y el espaldarazo que esta agencia ha dado a sus planes de ajustes. Gracias a la mejora, la prima irlandesa ha bajado de los 800 puntos básicos por primera vez en casi tres meses (770, 40 puntos básicos menos). La de Portugal se situaba en 865, 40 menos. La prima de Francia, por su parte, tocaba esta mañana un máximo desde la entrada en funcionamiento del euro en 90 puntos básicos, aunque también empezaba a bajar a partir de ese momento. Igual evolución ha registrado Bélgica, que tras marcar otro récord en 231 lograba bajar a media sesión frente a su nivel de ayer, aunque seguía sobre los 200.

"Existe mucho interés comprador esta mañana", señalaba a Efe un operador del mercado de deuda, que avisaba de la existencia de rumores que apuntan a la compra de títulos de deuda pública por parte del BCE. El propio gobernador del Banco Nacional de Bélgica y consejero del Banco Central Europeo (BCE), Luc Coene, ha afirmado en una entrevista con la radio blega La Premiere que "el BCE está listo para hacer los esfuerzos necesarios para ayudar", aunque ha advertido de que "en el caso de España e Italia, estas compras no tienen sentido si las políticas adoptadas no van en la buena dirección". Según Bloomberg, que cita a dos personas con conocimiento de la transacciones, el instituto emisor estaría también hoy, por segundo día consecutivo, adquiriendo títulos de Irlanda y Portugal a corto plazo en el secundario. Hacía más de 18 semanas que el BCE no compraba bonos de los países con problemas.

La recuperación que se está viviendo hoy ha llegado después de que ayer, en una jornada de locos, el pánico se extendiese por los mercados ante el creciente temor a una recaída en la recesión. Los frentes que asedian a la débil recuperación internacional aumentan con la crisis fiscal de Europa en primer plano y Estados Unidos haciendo méritos por incrementar las dudas de los inversores sobre el estancamiento de las grandes potencias.

En las Bolsas europeas, tras el varapalo de ayer, un castigo que dejó a los principales índices europeos en sus niveles más bajo de los últimos doce meses, el inicio de la sesión también ha sido en rojo y con importantes recortes. Al final, el tirón a la baja de Wall Street ha consolidado las pérdidas en los parqués de referencia. El que menos ha caído, sin embargo, ha sido el Ibex, que ha moderado los números rojos del resto hasta el 0,18%.

En los mercados de divisas, el euro recuperaba posiciones y remontaba los 1,42 dólares al cambio tras cerrar ayer en 1,40. También en las materias primas se registraba una tendencia al alza y el barril de petróleo brent, de referencia para Europa, se movía dos dólares sobre su nivel de la jornada anterior y se vendía por 108 dólares. El precio del oro, por último, ha marcado un nuevo récord por su condición de valor refugio, lo que aumenta su atractivo en tiempos turbulentos como los actuales, y tocaba por primera vez en su historia los 1.681 dólares la onza para entrega inmediata.