Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del BBVA prevé un cambio del ciclo político en España

Francisco González profundiza en sus críticas al Gobierno de Zapatero.- Anuncia una inversión de 1.400 millones en México

El presidente del banco BBVA, Francisco González, ha vaticinado hoy en México "un cambio del ciclo político" para España y ha afirmado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha emprendido reformas en las que no cree y por eso estas no han llegado a "buen camino".

En la reunión nacional de consejeros del BBVA Bancomer en la capital mexicana, González volvió a arremeter contra la política económica del Gobierno socialista y aseguró que España vive un periodo de tensiones y de cambios políticos, y que muchas personas consideran que hay un periodo de "indefinición", por lo que es urgente "tomar medidas rápidas".

El banquero indicó que hay mucha confusión sobre la situación en España y "se mezcla con mucha facilidad con Grecia y Portugal". España "es un país totalmente distinto" a Grecia, Portugal e Irlanda desde el punto de vista de su infraestructura, de sus empresas y de sus economías.

Aseguró que España ha sido arrastrada parcialmente a la deuda europea debido a la falta de medidas del Gobierno actual, que "en lugar de hacer un plan de reformas" hizo uno de gasto que elevó la deuda pública del 42% al 63%, en dos años y medio.

"Ahora esta deuda no es tan alta, desde el punto del Producto Interior Bruto, pero el incremento ha sido muy rápido", dijo González en el encuentro en el que anunció un plan de inversiones de 2.000 millones de dólares (1.400 millones de euros) para los próximos tres años en México para ampliar sucursales, cajeros automáticos y terminales de pago, además de impulsar la banca móvil. También servirán para concluir las nuevas sedes corporativas en la capital mexicana, dijo González, quien destacó la confianza que México genera entre los inversores.

González consideró que España no debe estar en esa situación y afirmó que "tiene fundamentos suficientes para estar fuera, digamos esa parte del sur, y estar mucho más cerca de la parte central europea. "Creo que Europa llegará a un acuerdo (ante las dificultades de la deuda de varios países) y España saldrá de esto. De eso no tengo la menor duda", agregó.

Lula lamenta la situación de España

En la misma reunión, el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, invitado especial al encuentro, lamentó que España se encuentre sumida en una crisis, debido a que perdió parte de su capacidad para desarrollar su propia política monetaria con su adhesión a la moneda única europea.

El exmandatario brasileño afirmó que no entendía cómo un país como España "esté viviendo esta crisis" y recordó una reunión que sostuvo con Zapatero hace un mes aproximadamente.

En ella, añadió Lula "le dije, 'Zapatero, por Dios, no es posible, hay algo mal aquí', más del 20% de desempleo entre los jóvenes", comentó. El político brasileño añadió que España ha "perdido la capacidad de desarrollar políticas monetarias. Alemania es quien determina y Francia también".

Además, censuró a la canciller alemana, Angela Merkel, por tomar decisiones tardías respecto a la crisis en Grecia. "Tenía que haberlo resuelto inmediatamente", dijo.

Lula explicó que cuando un político subordina el interés de otro país a sus intereses electorales "la cosa no funciona". La política por muy importante que ésta sea no puede ser la razón por la cual no tomas decisiones económicas en el momento apropiado.

El encuentro fue clausurado por el presidente de México, Felipe Calderón, quien destacó la confianza del BBVA depositada en su país, gracias a su estabilidad económica y su desarrollo democrático.