Obama impone una tasa a los bancos para recuperar "cada centavo" de las ayudas públicas

El gravamen estará en vigor durante 10 años y se aplicará a las firmas con más de 50.000 millones de dólares en activos

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha denunciado las "ganancias enormes y las bonificaciones obscenas" en los bancos auxiliados por el Gobierno, y ha prometido la recuperación de "cada centavo que se debe a la ciudadanía". En comparecencia desde la Casa Blanca, Obama ha propuesto un gravamen durante los próximos diez años para que las mayores firmas bancarias y financieras devuelvan unos 117.000 millones de dólares del socorro dado "por el pueblo", con dinero de los contribuyentes.

La propuesta, que ha recibido el apoyo del presidente de turno de la UE, José Luis Rodríguez Zapatero, consiste en un gravamen que estará vigente por lo menos diez años y se aplicará a las firmas con más de 50.000 millones de dólares en activos. Según Obama, el 60% de esa recaudación provendrá de las diez mayores firmas financieras de Estados Unidos. En octubre de 2008 el Gobierno estadounidense asignó unos 700.000 millones de dólares para impedir el colapso del sistema financiero, y una porción mayor de esos fondos se asignó al sustento de grandes bancos y empresas financieras.

Más información

El socorro se ha transformado en una medida controvertida conforme los bancos han empezado a pagar las bonificaciones a sus ejecutivos y los dividendos a sus accionistas, mientras el desempleo se mantiene elevado y la economía sólo muestra indicios de reactivación. "Mi compromiso es la recuperación de cada centavo que se debe al pueblo", ha afirmado Obama. "Y mi determinación de alcanzar esta meta se fortalece cuando veo informes de ganancias enormes y bonificaciones obscenas en las mismas firmas que deben su supervivencia al pueblo, al que no se ha indemnizado y que sigue afrontando las dificultades reales en esta recesión".

"Si los bancos están en tan buenas condiciones como para pagar bonificaciones enormes, seguramente están en condiciones de devolver el dinero a los ciudadanos", ha añadido.

La banca prepara una campaña agresiva

La propuesta se encamina ahora al Congreso, con mayoría demócrata, donde no está claro qué posición tomarán los republicanos que, durante un año, se han opuesto prácticamente a todas las iniciativas de Obama.

Los grupos de presión que representan a la banca preparan una campaña agresiva para impedir la aprobación del gravamen, que consideran una medida populista del gobierno. Un argumento de los banqueros es que el dinero recaudado por el gravamen se sacará del sistema bancario, donde podría utilizarse para respaldar nuevos préstamos.

Pero la Casa Blanca insiste en que los bancos deben ayudar a tapar el agujero generado por el rescate financiero. "Los bancos deberían asumir su responsabilidad y cooperar con nosotros en lugar de eludir sus obligación", ha dicho Valerie Jarrett en un programa de la cadena MSNBC de televisión. "Cada día, la gente común para sus obligaciones. ¿Por qué no habrían de hacer lo mismo los bancos?"

Lo más visto en...

Top 50