Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Protestas contra los recortes en la Enseñanza

Los profesores agotan su quinta huelga sin avance en la negociación

Gobierno y sindicatos mantienen el pulso - Educación rechaza convocar la mesa sectorial

Los estudiantes del instituto Avenida de los Toreros (en el distrito de Salamanca) se plantaron ayer frente a las puertas de su centro con cacerolas y palos para apoyar a los docentes. "Adiós a la enseñanza pública, hola a lo privado", gritaban en el quinto día de huelga de la enseñanza secundaria pública madrileña. Hoy cogen ellos testigo de las protestas con un paro convocado desde el Sindicato de Estudiantes para toda España.

Un mes después del inicio de las protestas, tras cinco jornadas de huelga y movilizaciones masivas, la posibilidad de una negociación sigue lejos. La Consejería de Educación y Empleo no ha convocado la mesa sectorial que reclaman los sindicatos y la oposición para solventar el conflicto. El próximo paro está previsto el 20 de octubre y dos días después habrá una marcha en Madrid a la que se ha invitado a docentes y familias de toda España.

Algo más de la mitad de los docentes (54%, según estimaciones de EL PAÍS) secundó ayer la huelga convocada en los institutos madrileños por cinco sindicatos (CC OO, ANPE, CSIF, UGT y STEM). La Consejería de Educación redujo el porcentaje de seguimiento a un 30% mientras que las centrales lo cifraron en el 71%, igual que el día anterior.

La marea verde (conocida así por el color de las camisetas que llevan con el lema Escuela pública de todos y para todos) llegó ayer a las puertas de la Asamblea de Madrid. Cerca de un centenar de representantes de institutos de Vallecas entraron de uno en uno en el Parlamento madrileño para dejar en el registro una copia de las cartas que los padres han firmado y en la que explican que han recibido "informaciones preocupantes" sobre los "salvajes recortes presupuestarios que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid", informa Europa Press. La viceconsejera de Organización Educativa, Carmen Pérez Llorca, comparecía al mismo tiempo a pocos metros en la Comisión de Educación.

La viceconsejera destacó, entre otros aspectos, que la huelga "ha bajado sustancialmente desde la primera jornada convocada" y que el paro "no se puede entender fuera del momento preelectoral y de la movilización política que [la izquierda] busca en la calle al no haberla encontrado en las urnas". Pérez Llorca sostiene que las instrucciones "preservan la calidad" de la enseñanza y son "la respuesta a las necesidades de los centros públicos". Los tres grupos de la oposición (PSM, IU y UPyD) reclamaron a Educación que las retire y que se siente a negociar con los sindicatos.

El diputado socialista Eusebio González y la portavoz de IU, Laly Vaquero, acusaron a la Consejería de Educación y Empleo de "trasvasar el dinero público a la escuela privada". El PSM lleva hoy al pleno de la Asamblea una Proposición no de Ley (PNL) en la que pide suprimir el aumento de desgravaciones fiscales en gastos escolares a familias con ingresos de hasta 30.000 euros por miembro. Eso supone, por ejemplo, que una familia con ingresos de 120.000 euros y dos hijos tiene derecho a beneficios. La ampliación del tramo de renta, aprobada el pasado diciembre, supone unos 90 millones de euros anuales. Es similar al ahorro estimado por la Comunidad de Madrid con el cambio de instrucciones. El recorte de interinos, según el Gobierno regional, supone 80 millones.

La Consejería de Educación asegura que el curso pasado se contrató a 1.700 interinos, frente a los 3.000 que estiman los sindicatos. Hasta la fecha, 800 de esos profesores han vuelto a las aulas, según el dato oficial. Educación explica que se trata de un "dato vivo" que siguen actualizando y que puede cambiar en los próximos días. No existe por tanto una cifra cerrada de interinos. ¿De dónde proviene entonces la estimación de 80 millones que la Comunidad de Madrid argumenta desde que se aprobaron las instrucciones en julio? Educación no ofrece la cifra concreta de trabajadores sobre la que han hecho esos cálculos ni desglosa qué partidas suma para llegar a la cantidad de ahorro, la misma con la que justifica la necesidad de ampliar horas y reducir docentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de octubre de 2011