Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 54% de los profesores secunda la quinta jornada de huelga en Madrid

La participación es seis puntos más baja que ayer, según cálculos de EL PAÍS.- El Gobierno regional rebaja la cifra el 30%, mientras los sindicatos la elevan al 70.- Aguirre y Granados cargan contra los sindicatos y estos advierten de que las movilizaciones "no tienen fin" salvo que se alcance un acuerdo

La quinta huelga de profesores de la enseñanza secundaria de Madrid ha dejado una participación más baja que las anteriores, aunque una mayoría de los 21.000 docentes convocados ha secundado el nuevo paro en ESO, Bachillerato, Formación Profesional y enseñanzas de régimen especial. Cinco periodistas de EL PAÍS repartidos por institutos del norte, sur, este, oeste de la región y el centro de la capital apuntan a un seguimiento del 54%, seis puntos menos que en la jornada de ayer. El Gobierno de Madrid ha rebajado la incidencia a un 30% de los docentes -frente al 32% de ayer y al 43 y 39% de los dos primeros paros-. Por su parte, los sindicatos ofrecen casi los mismos datos de ayer, que distan 40 puntos de los reconocidos por el departamento de Lucía Figar. Según CC OO, ANPE, UGT, CSIF y STEM, el 70% está de huelga, un punto menos que ayer.

Según las cifras de los sindicatos, de nuevo la incidencia es mayor en sur (73,2%) y este (76,5%) y menor en oeste (70,5%) y Madrid capital (60,1%). La quinta jornada se está desarrollando sin incidentes, como las cuatro anteriores, con todos los institutos abiertos y la presencia, al menos, del director y jefe de estudios, además del personal de administración, conserjería y bedeles. Al margen de la guerra de cifras, las posturas están tan alejadas como al principio. La línea argumental del Ejecutivo sigue siendo tildar los paros de "políticos" y defender que no hay "recortes" sino medidas de austeridad, mientras que los sindicatos advierten de que las movilizaciones "no tienen fin" ni "fecha de caducidad" salvo que se alcance un acuerdo.

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha vuelto a calentar los ánimos al inicio de la jornada al decir que "el PSOE y los sindicatos tendrán que explicar este ataque frontal a la enseñanza pública". "En un momento de crisis terrorífica como la que vive España, cada ve tiene más razón decir que esta huelga es política", ha declarado Aguirre. La presidenta se ha quejado de nuevo de que se denomine "recortes" a las medidas que aplican los gobiernos autonómicos del PP mientras que, "cuando los hace el PSOE, que los hace, y recortó nada menos que un 5% de los salarios, se llaman ajustes". "Cuando los representantes democráticamente elegidos por los ciudadanos, de los 6.400.000 madrileños, no tocamos en absoluto ni los salarios ni las condiciones de trabajo ni los horarios de los profesores de enseñanza secundaria se dice que hacemos recortes", ha lamentado la presidenta de Madrid. A su juicio, lo "único" que hace es "aplicar la ley", que es para lo que ha sido "democráticamente elegida".

A las declaraciones de Aguirre han seguido las del secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, que de nuevo ha cargado contra los sindicatos. "No puede ser que los sindicatos utilicen como rehenes a los alumnos de la educación pública y sus familias para mantener sus privilegios", les ha espetado. "Vale ya de atentar contra la educación pública, contra el futuro de nuestro país y contra el futuro de aquéllos que más lo necesitan", se ha quejado Granados durante los Desayunos Populares organizados en Génova. A su juicio, este "atentado claro y evidente de los sindicatos contra la educación pública responde única y exclusivamente a los intereses políticos y a su interés de mantener los privilegios sindicales". "Es una operación de desgaste, casi de supervivencia, que se han ganado a pulso porque han ido perdiendo apoyo social día tras día. Hoy, como consecuencia de su irresponsabilidad, se han convertido en parte del problema para salir de la crisis", ha añadido. Por ello, Granados les ha pedido "que paren ya de perjudicar a la gente y que se pongan a trabajar".

En respuesta, el secretario general de UGT de Madrid, José Ricardo Martínez, ha instado al Gobierno regional a "negociar" con los representantes de los docentes para salir de un "conflicto" en el que "no se puede estar con la chulería que está el secretario general del PP de Madrid. "Si lo que hace [Granados] son oposiciones para volver al Gobierno regional, que las haga con otras cosas y no con los servicios públicos y, mucho menos, con la educación", ha sentenciado Martínez Por parte de CC OO, Javier López ha instado también a Aguirre a "sentarse de manera inmediata" con los representantes de los profesores en vez de "disparar contra todo lo que se mueve".

Para el portavoz de Educación de CC OO, Paco García, la respuesta de la sociedad a los "recortes" está siendo "contundente" y supone una movilización "histórica" que debería hacer "recapacitar" a Aguirre y a la consejera de Educación, Lucía Figar. "Deberían preguntarse qué están haciendo para tener a toda la sociedad en la calle", les ha instado el portavoz sindical, quien ha exigido a Educación que "abra una vía de diálogo" para negociar los "recortes" de 3.000 puestos docentes interinos -sin plaza fija- este curso, según los cálculos de los sindicatos -1.000, según la Comunidad de Madrid-. Con las movilizaciones, esperan que "el Gobierno regional de marcha atrás, rectifique y revierta los recortes" en el sector.

Con información de Pilar Álvarez, F. Javier Barroso, Tono Calleja, Sara España, Juan Diego Quesada y Carolina García.

Sin horarios definidos

Una treintena de profesores han registrado esta mañana una solicitud en la Dirección de Área Territorial de Centro para solicitar que el dinero descontado de sus nóminas por haber participado en las jornadas de huelga -por las que pierden cerca de 120 euros diarios- las reviertan en el centro en el que trabajan.

En la valla de este edificio los profesores han prendido durante las semanas de movilizaciones multitud de lazos verdes, color que simboliza sus protestas. Muchos de estos profesores se han quejado de que, un mes y medio después de empezado el curso, aún no tienen el horario definido, ya que los directores "están haciendo encaje de bolillos" para poder cuadrar los horarios de los profesores ante la falta de personal.

Más información