Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos huelgas, una manifestación y encierros en institutos contra los recortes

Aguirre pide a los docentes, ante los paros de mañana y pasado, que vuelvan a dar clase "por el bien de los alumnos"

El conflicto educativo en Madrid entra en una semana clave. Los profesores de ESO, Bachillerato, Formación Profesional y enseñanzas de régimen especial en la educación pública madrileña están llamados a parar mañana y el miércoles, día 5. Con el precedente de las dos jornadas de huelgas anteriores, en las que hubo un respaldo masivo, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha pedido esta mañana que "por el bien de las familias, de los alumnos y de los madrileños, estos servidores públicos que son los profesores terminen estas jornadas y vuelvan a dar clase a sus alumnos y a no privarles de algo tan importante como el derecho a la educación".

La nueva convocatoria de huelga contra de los recortes llega después de que los docentes hayan mantenido viva la protesta la semana pasada con encierros en los institutos, una performance, un flashmob, asambleas informativas, conciertos, clases en la calle y concentraciones. Estos días, además de las huelgas, el calendario de movilizaciones incluye el paro del día 6 de los alumnos, convocados por el Sindicato de Estudiantes, y nuevos encierros de docentes en varios institutos de la región, una manifestación y una cadena humana.

Los sindicatos de enseñanza de CC OO, FETE-UGT, ANPE, CSIF y STEM han convocado paros también para el próximo 20 de octubre en protesta, como mañana y pasado, por la "ausencia de diálogo" del Ejecutivo regional para negociar los recortes en educación que, según los sindicatos, dejarán en la calle a 3.000 interinos -1.000, según la Comunidad de Madrid-. Los servicios mínimos son los mismos que en las primeras huelgas: centros abiertos con, al menos, la presencia del director y jefe de estudios, además del personal de administración, conserjería y bedeles, que no están llamados a la huelga.

La consejera de Educación, Lucía Figar, ha acusado a los sindicatos esta mañana, en un chat digital en ABC, de defender sus "intereses particulares", cuando se les "quitan liberados sindicales o no se contratan a los interinos que ellos desean". Uno de los lectores le ha preguntado a Figar si, como escenificaron ayer centenares de personas en una concentración, la educación pública madrileña "ha muerto". "De eso nada. Los institutos han funcionado con total normalidad durante la semana pasada", ha asegurado.

En espera de que "el Gobierno regional rectifique"

Según explica el responsable de Educación de CC OO, Francisco García, los sindicatos de la enseñanza madrileña también han convocado una manifestación para mañana, coincidiendo con el primer día de huelga, desde la plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol, y una cadena humana para el 13 de octubre frente a la Consejería de Educación. Los sindicatos esperan que las movilizaciones sean "un éxito como en las convocatorias anteriores, porque el profesorado madrileño está movilizado y respondiendo de forma masiva", añade García quien espera que "el Gobierno regional de marcha atrás, rectifique y revierta los recortes" en el sector.

A su juicio, las declaraciones de la consejera Lucía Figar en las que niega que haya docentes impartiendo asignaturas distintas a su especialidad "se desmoronan, porque sólo hay que abrir cualquier periódico para encontrar testimonios de profesores que lo están viviendo". Esperanza Aguirre también sostiene que "eso es una nueva mentira, una falsedad". Ayer, EL PAÍS publicó un amplio reportaje con varios casos como el de Sonia Ures, profesora de Educación Física del instituto Gustavo Adolfo Bécquer (Algete) que este año dará Biología.

Además de las convocatorias sindicales, los docentes madrileños se encerrarán en distintos institutos a lo largo de la semana, unos encierros que empiezan hoy en los IES Mirasierra, Gómez-Moreno (San Blas), Príncipe Felipe (barrio del Pilar) o en el IES Alonso de Avellaneda, de Alcalá de Henares. "Todo sigue su curso dentro de la estrategia de movilizaciones que los propios centros están organizando, todo fluye según lo previsto y con una altísima participación", denuncia el responsable de CC OO. A su juicio, "la participación de alumnos, exalumnos y de sus padres y madres en las movilizaciones en defensa de la enseñanza pública demuestra que no estamos ante un conflicto laboral", sino ante "una reacción de toda la sociedad frente a la política del Gobierno regional que está sumiendo la educación en una crisis irresponsable".

Por su parte, el responsable de Educación de FETE-UGT, Eduardo Sabina, espera que la primera jornada de huelga tenga "un seguimiento de un 78% o un 80%" y que la manifestación del martes sea "multitudinaria", ya que cuentan con que participarán unas 80.000 personas. "Nuestro objetivo es que Educación retire la instrucción de inicio de curso escolar". Sabina lamenta la actitud de Figar, que "se niega a sentarse en la mesa sectorial para retomar las negociaciones". Según Sabina, "no ha habido aún ningún movimiento" por parte de la consejería, aunque "están llamando a interinos para que se incorporen para medias jornadas", lo que, a su juicio, demuestra "imprevisión" por parte de la consejería, que está "provocando un caos en unos horarios que ya estaban hechos".

"Los institutos están muy movilizados y el conflicto va in crescendo", declara Sabina, quien denuncia "amenazas y presiones" a aquellos profesores que se niegan a impartir "las llamadas asignaturas afines" fuera de su especialidad. Las dos primeras jornadas de huelga afectarán a la etapa de secundaria, y dependiendo de "su evolución", la convocatoria para la huelga del 20 de octubre "podría ampliarse" a otras etapas educativas, ya que los sindicatos "están trabajando" para incorporar a las enseñanzas Infantil y Primaria al paro del día 20. Por su parte, desde la Comunidad aseguran que las instrucciones no suponen recorte alguno y que la inspección ya ha realizado más de 200 informes favorables, lo que significa que estos pueden trabajar "sin perder la calidad" con los horarios y plantillas que tienen en estos momentos.