Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Directores de instituto denuncian "presiones" de Educación en los encierros y asambleas en centros

La Comunidad niega cualquier amenaza y pide "nombre y apellidos" de los profesores que aseguran haberlas recibido

La asociación mayoritaria de directores de instituto (Adimad, con 270 representantes de los 340 institutos madrileños) ha denunciado esta mañana que uno de sus miembros ha recibido "presiones" de la Consejería de Educación "para evitar un encierro en su centro". José Antonio Martínez, presidente de Adimad, ha asegurado que un director recibió "instrucciones verbales" en un instituto del este de la región, cuyo nombre no ha querido facilitar, para que identificara a los docentes que iban a participar en un encierro convocado por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA).

Martínez considera que es un hecho "gravísimo" y que "conculca" el derecho de manifestación y reunión. "Si esto va a más, plantearemos medidas jurídicas de defensa de nuestros asociados", ha añadido en la primera rueda de prensa que ofrece esta asociación desde su creación en 2004, en la que han convocado a los medios para denunciar la "enorme dificultad para gestionar los centros" que, a su juicio, suponen las instrucciones de inicio de curso que aprobó Educación en julio.

La FAPA Giner de los Ríos (mayoritaria en el sector) y el grupo parlamentario socialista se han sumado a la denuncia de Adimad y aluden a "amenazas contra los docentes que denuncian los recortes". El PSM sostiene en una nota que "la Consejería de Educación está prohibiendo desde sus direcciones de área la libertad de expresión en los centros educativos de la región".

La Consejería de Educación se remite en este asunto a las declaraciones realizadas ayer por el vicepresidente regional, Ignacio González, que habló de otro tipo de supuestas amenazas. González aseguró que el Gobierno regional no tiene constancia de que haya profesores que hayan sido amenazados por haber aparecido en los medios de comunicación criticando la situación y pidió "nombre y apellidos" de los casos que denuncian de profesores que dicen haber recibido cartas en las que la Administración les amenaza con abrir expediente si siguen con movilizaciones. Según dijo el vicepresidente, ellos conocen el caso contrario, el de profesores que están llamando a la Consejería de Educación denunciando que están siendo "presionados" por el claustro u otros profesores del centro con el fin de que se unan al calendario de protestas por los recortes.