Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hospitales públicos ordenan restringir los ingresos de pacientes

El 'tijeretazo' sanitario suprime resonancias y otras pruebas complementarias

Los hospitales públicos ahorran en pacientes. Los recortes aplicados por la Generalitat han provocado que la dirección de los ocho hospitales gestionados por el Instituto Catalán de la Salud (ICS) reclamen a sus equipos médicos que restrinjan al máximo los ingresos hospitalarios. Por otra parte, la gerencia de esos centros ordena reducir gastos en otro tipo de atenciones al paciente: adelantar lo máximo posible las altas hospitalarias y suprimir las pruebas complementarias, como resonancias, radiografías, TAC y otras pruebas de medicina nuclear que se empleen para certificar diagnósticos médicos.

"No se pondrá en riesgo a ningún paciente para ahorrarse un TAC", señaló un portavoz del Sindicato de Médicos. "Pero las direcciones de los centros públicos solo aspiran a cumplir un presupuesto sin considerar cómo afecta al modelo. Por una u otra parte, el paciente se verá afectado", avisó. Los sindicatos CC OO y UGT señalaron que los ingresos también se han restringido en otros hospitales de uso público y titularidad privada.

"Los médicos no pueden asumir este tipo de órdenes ni adelantar las bajas médicas cuando se están cerrando urgencias de ambulatorios y recortando servicios de transporte sanitario", ilustró. Media decena de centros de atención primaria, la mayoría en la comarca de la Selva, siguen ocupados por las protestas ciudadanas. En esta línea, algunos profesionales se han plantado para rechazar las medidas solicitadas por la dirección. "Nos limitaremos a ingresar pacientes y realizar pruebas con criterios médicos, sin pensar en los recortes que nos piden", resumió el delegado sindical del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, Jordi Martí. "Cada hospital presenta su catálogo de recortes según la tipología de pacientes que tenga. Ya no saben por dónde recortar", lamentó el responsable de UGT de sanidad, Juan García.

Recortes sin estrés

La Generalitat justificó que se limita a notificar los ajustes a la dirección de los centros sin entrar a considerar en qué se aplican. "Desconocemos las indicaciones específicas de cada hospital. No se ha dado ninguna indicación general, tenemos plena confianza y no entramos en los temas de cada centro", señaló una portavoz del Departamento de Salud, dirigido por Boi Ruiz, que ha aplicado un recorte del 10%, lo que supone unos 1.000 millones de euros. "No hay ninguna evidencia de que los ciudadanos sufran estrés por los recortes", señaló ayer el consejero. El ICS, por su parte, señaló que cada centro dispone de autonomía para gestionar los recortes y que no se han dado instrucciones especiales.

La responsable del área sanitaria del PSC, la exconsejera de Salud Marina Geli, ironizó: "¿Adónde han ido los enfermos? ¿Han desaparecido?". El PSC reclamará información a la Generalitat para calibrar las consecuencias de los recortes para los pacientes ante el probable riesgo de colapso de los hospitales si se produce la epidemia de gripe habitual de cada otoño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2011