Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sanitarios colapsan el centro de Barcelona con dos protestas

La reunión entre ICS y sindicatos fracasa tras la irrupción de decenas de manifestantes en el encuentro

Más de medio millar de médicos internos residentes (MIR) han protagoniszado esta tarde la segunda protesta de la jornada ante la sede del Instituto de la Salud (ISC) desde donde han iniciado media hora más tarde una manifestación espontánea por el centro de Barcelona, cortando la Gran Via, la calle de Balmes, la de Pelai y Via Laietana hasta llegar a la plaza de Sant Jaume, informa Europa Press.

Tras dos grandes pancartas que que rezan "Nuestra formación, la salud de todos" y "Exigimos asistencia y formación de calidad. No a los recortes", los jóvenes licenciados de Medicina han criticado que su formación está en peligro por la reducción de las guardias y, por ende, su aprendizaje y experiencia.

Esta ha suido la segunda protesta del día en el sector sanitario después de que la reunión entre los gerentes del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y los representantes sindicales presentes en la Mesa Sectorial que debían negociar esta mañana los nuevos recortes a aplicar antes de final de año, entre ellos la suspensión de media paga extra de Navidad para los 41.000 empleados del organismo, se haya tenido que aplazar hasta el próximo lunes por la tarde después de una mañana de protestas.

Apenas 20 minutos después de empezar la reunión, a primera hora de la mañana, cerca de 200 sanitarios han irrumpido en la sede del ICS para mostrar su rechazo a un recorte previsto de 45 millones de euros en las nóminas. La mesa sectorial, con presencia de los principales sindicatos, señalan que meditan convocar una huelga general y rechazan los ajustes en unas nóminas, a las que ya se descontó el 5% en junio de 2010. "Cuando íbamos a empezar se ha producido la invasión", ha lamentado el representante de UGT, Juan Cobacho. "Si no plantearan este tipo de medidas no provocarían este tipo de protestas", ha señalado.

"Ya que no nos escuchan, hemos entrado pacíficamente a exponerles nuestra propuesta", ha explicado Joaquín Iglesias, de 54 años, celador de urgencias de la zona hospitalaria del Barcelonès Norte. "Nos han dicho que la cosa estaba muy mal", asegura Iglesias que les han dado por toda respuesta.

La convocatoria ha empezado a las nueve de la mañana, cuando decenas de trabajadores se han concentrado en la Gran Vía de Barcelona, frente al edificio. Eso ha provocado que el tráfico en el centro neurálgico de la capital catalana se colapsara, según ha informado la Guardia Urbana. Algunos han irrumpido en la sala y han forzado la suspensión de la reunión.

"También protestamos por la calidad asistencial", ha asegurado F. A., enfermera de asistencia primera. "Ha llegado el punto en que no podemos acudir a los domicilios a asistir a las personas que lo necesitan", ha lamentado. "Y lo que nos va a venir", se ha sumado Iglesias.