Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La misión Juno a Júpiter supera la primera fase en órbita

Tras un lanzamiento perfecto y la primera fase transcurrida en órbita, la nave espacial automática Juno, de la NASA, está ya en trayectoria hacia Júpiter y los expertos de la misión se preparan para las operaciones que debe realizar la sonda durante el viaje, de cinco años hasta llegar al planeta gigante.

El cohete Atlas V situó la nave, el pasado viernes, en una denominada órbita de aparcamiento desde la cual, y una vez verificados todos los parámetros, la segunda etapa del cohete se encendió por segunda vez e impulsó la Juno en su trayectoria, antes de separarse de ella. Cuando la nave empezó a volar sola -el momento de los aplausos y las felicitaciones en el centro del control- se desplegaron los tres grandes paneles solares (60 metros cuadrados).

"De momento estaremos pendientes de la nave 24 horas al día; es como un niño recién nacido y tenemos que comprender sus peculiaridades", declaró tras el lanzamiento Jan Chodas, jefe del proyecto. La primera tarea es hacer un examen exhaustivo de todos los instrumentos y sistemas con los datos recibidos de la nave y las órdenes que se le van enviando.

Luego, el equipo preparará las dos maniobras previstas para los próximos meses, en las que se tienen que encender los propulsores de la Juno para tomar su camino hacia Júpiter

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de agosto de 2011