Tres 'premis d'honor' defienden la Institució de les Lletres

El anteproyecto de ley de simplificación, agilidad y reestructuración administrativa y de promoción de la actividad económica, conocida como ley ómnibus, que promueve la Generalitat sigue levantado ampollas. Y la última es de mucho pedigrí intelectual: tres premios de honor de las Lletres Catalanes -Feliu Formosa, Jaume Cabré y Joaquim Molas- están entre los firmantes de un texto en el que califican de "gran falta de visión política" la propuesta de eliminar el carácter de entidad autónoma de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), tal como prevé el anteproyecto.

Francesc Parcerisas, decano actual de la ILC, junto a los exdecanos Josep Maria Benet i Jornet, Maria Antònia Oliver, Josep Maria Castellet, así como el propio Formosa, recuerdan en el texto que la autonomía de la entidad y su gobierno actual (por una junta y un consejo asesor abierto a todos los sectores vinculados con la literatura) permite que sus actividades "no tengan otras fronteras que las del dominio lingüístico" ni estén "limitadas por políticas autonómicas".

La nota también especifica que en 2010 el ILC destinó en subvenciones 1,5 millones de euros, el 46% de un presupuesto que este año se ha visto reducido a menos de tres millones. La crisis llega justo cuando la ILC se prepara para celebrar, dentro de seis meses, los 75 años de su creación y los 25 de su recuperación en democracia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS