Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del festival de Sitges declara ante el juez

Ángel Sala, director del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, declaró ayer ante el juez, imputado por un delito de exhibición de pornografía infantil por la proyección de A serbian film en la última edición del certamen. Sala afirmó estar "con total tranquilidad" porque ha "aclarado las cosas". "El filme está hecho para que la gente se lo pase bien y no para ofender a nadie", aseguró, y aportó -como prueba de que lo mostrado en la película es una mera ficción- el DVD con el making of, que explica los pormenores del rodaje, donde queda claro que lo usado en la filmación eran muñecos y no menores.

Sala declaró como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona). A principios de marzo, el magistrado imputó al director el delito después de que la fiscalía le acusara de permitir el pase de la película, en la que aparecen dos secuencias simuladas que supuestamente pueden traspasar la legalidad: la violación de un recién nacido y otra de sexo con un niño de cinco años. El delito se castiga con penas de tres meses a un año de cárcel.

En apoyo de Sala, tras conocerse su imputación, una decena de directores de festivales de cine españoles firmaron un manifiesto de apoyo y lamentaron que la responsabilidad recaiga en un programador cultural, y no en los "teóricos responsables" de los contenidos -el director y los productores-. A serbian film se ha estrenado en casi 40 países, ha recogido premios en varios festivales y en ningún lado, salvo en España, ha tenido problemas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2011