Las protestas contra los recortes se extienden

Unos 400 trabajadores del hospital Joan XXIII de Tarragona se concentraron ayer en el vestíbulo y posteriormente cortaron la calle del Doctor Mallofré, en protesta por los recortes presupuestarios que impone el Departamento de Salud. El de ayer era el segundo acto de protesta de los trabajadores del Joan XXIII, y no será el último, ya que han convocado una nueva concentración para el próximo miércoles. En este hospital del ICS se recortará un 15% el presupuesto y se dejará en la calle a unos 250 empleados, según los sindicatos, como consecuencia de un drástico recorte de la actividad.

Otro hospital de la provincia de Tarragona, el Verge de la Cinta de Tortosa, fue escenario también ayer de una movilización de trabajadores. Unos 300 profesionales gritaron consignas contra el consejero Boi Ruiz, al que acusaron de desmantelar el sistema sanitario público. En Barcelona, el hospital de Bellvitge acogió también una protesta de trabajadores, que no era la primera en el centro.

Más información
La dirección del hospital Clínic amenaza con despedir a 250 empleados

Las movilizaciones de ayer ilustran el creciente descontento que el recorte está generando entre los profesionales. En un intento de apagar el malestar, el consejero señaló ayer a los médicos la necesidad de "pasar página", les emplazó a colaborar en los planes de ahorro "sin crear alarmismos" y aseguró que primará los criterios clínicos en la aplicación de los recortes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS