Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerdanyola pide consejo a la UE por el vertedero de Can Planas

El pleno del Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès ha aprobado por unanimidad pedir al comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea, el esloveno Janez Potocnik, que recomiende una "solución definitiva" para recuperar el vertedero de Can Planas.

El de Can Planas es un depósito enterrado de 18 hectáreas que contiene 2,5 millones de metros cúbicos de tierra contaminada por residuos industriales, de los que 330.000 metros cúbicos son peligrosos (sales de aluminio, cadmio, cromo, hidrocarburos). Así lo indica el informe de 2008 de la consultora IDOM, el único existente sobre el depósito, que plantea como solución ideal extraer los residuos y descontaminar las tierras. El inconveniente es que esta opción tiene un coste que supera los 190 millones de euros, cifra inasumible para las Administraciones.

El equipo de gobierno de Cerdanyola, formado por el PSC y CiU, defendía la opción de sellar el vertedero con un muro de hormigón y convertirlo en un parque. El coste de la operación es notablemente inferior -34 millones-, pero supone mantener los residuos donde están. Esta solución también la apoya la Generalitat, que con el Ayuntamiento forma el Consorcio Urbanístico del Centro Direccional, donde se ubica el sincrotrón Alba.

Pero hace un mes, alegando "alarma social" por las informaciones aparecidas en EL PAÍS que revelaban la peligrosidad de los residuos de Can Planas, el Consistorio congeló el proyecto y pidió un segundo informe que plantee otras propuestas. La concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Laura Martínez, sostiene que este segundo estudio es complementario del que puede elaborar el comisario europeo. El nuevo estudio podría estar acabado dentro de tres meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de enero de 2011