Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas aplica un drástico recorte del gasto en los presupuestos

Las consejerías solo podrán gastar entre el 30% y el 60% de sus partidas - El Ejecutivo auditará las cuentas del tripartito - Salgado limitará la emisión de deuda

El Gobierno de la Generalitat tuvo que sacar ayer las tijeras de podar para restringir el gasto de sus consejerías hasta que se hayan aprobado las cuentas de este año. El decreto de prórroga de los presupuestos de 2010 anticipa unos recortes drásticos que deben servir para que Cataluña cierre el año con un déficit del 1,3% del producto interior bruto (PIB), cuando ahora el Ejecutivo catalán calcula que se sitúa en el 3,6%. El portavoz del Gobierno, Francesc Homs, anunció que el Departamento de Economía y Conocimiento encargará una auditoría externa de las finanzas que le deja el tripartito.

"Es más que probable que por primera vez en 30 años el nuevo presupuesto de la Generalitat sea claramente inferior al del año anterior", dijo Homs. Los presupuestos prorrogan los ajustes que realizó el tripartito -que incluyen los recortes de sueldos y conciertos- y prevén que las cuentas deban adaptarse a las modificaciones que "puedan resultar necesarias desde el inicio del ejercicio 2011". El departamento que dirige Andreu Mas-Colell prorrogará los créditos a las consejerías del Gobierno, pero hasta que haya una ley de presupuestos estas podrán disponer, como máximo, del 30% de estas asignaciones. Para el gasto educativo, sanitario, farmacéutico y de dependencia, los departamentos podrán gastar hasta el 60%.

Homs anunció que no se renovarán los programas que terminaron en 2010, salvo que diga lo contrario Mas-Colell, que con el decreto tendrá un amplio derecho de veto para controlar los gastos de la Administración. Durante la prórroga, además, la Generalitat no podrá reponer plazas que se hayan extinguido -por jubilación, defunción o despido- ni nombrar interinos, salvo en los ámbitos sanitario y educativo, donde podrán reemplazar a uno de cada dos empleados cuyos contratos finalicen.

El decreto deja la puerta abierta a que la Generalitat realice nuevas emisiones de deuda, aunque a partir de ahora el Ministerio de Economía le impondrá límites. Las comunidades pueden pedir al Gobierno central endeudarse en tres tandas, tras demostrar que se cumplen los objetivos de déficit. Tras el último Consejo de Política Fiscal y Financiera, la vicepresidenta Elena Salgado negó a Murcia y Castilla-La Mancha que recurrieran a esas operaciones, por lo que si Cataluña lo solicita en la próxima tanda -en febrero o marzo-, lo más probable es que no reciba el beneplácito del Ejecutivo central. Aun así, fuentes del ministerio afirmaron que Economía aún no tiene constancia de que Cataluña haya sobrepasado el objetivo del 2,4%.

El nuevo Gobierno de CiU encargará, además, una auditoría sobre las cuentas que hereda del tripartito. Homs trató de quitarle cualquier rastro revanchista a la decisión, que justificó como necesaria para explicar a la ciudadanía los ajustes que se realicen. El PSC y ERC criticaron a Mas por encargar la auditoría a una empresa. ICV juzgó que el encargo es "correcto" y remachó: "No tenemos nada que temer".

Los ajustes

- Prórroga de los recortes de sueldos y conciertos aprobados por el tripartito en 2010. Además, los gastos deberán adaptarse a las restricciones que se adopten desde principios de este año.

- Los departamentos solo podrán disponer del 30% de sus créditos hasta que haya presupuestos. Para el gasto sanitario, educativo, farmacéutico y de dependencia, podrán usar hasta el 60% de los créditos.

- No se renovarán los programas que finalizaron en 2010, salvo aquellos que autorice el consejero Andreu Mas-Colell.

- No se cubrirán vacantes por jubilación, defunción o extinción de contrato, salvo que se trate del ámbito sanitario o educativo, donde se repondrá una de cada dos plazas. Tampoco se podrá contratar nuevo personal interino ni laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2011

Más información