Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide recortar ayuda al desarrollo, ciencia y RTVE

Los populares dan su alternativa a 750 millones para no congelar pensiones

Durante semanas, prácticamente desde mayo, el Gobierno ha reclamado al PP que diga de dónde recortaría para evitar la congelación de las pensiones, que supone un ahorro de 1.500 millones de euros para el Estado. Los populares lo habían evitado, y como mucho habían planteado un plan de recorte de personal de 20 millones de euros. Pero ayer, Cristóbal Montoro, Álvaro Nadal y Fátima Báñez presentaron las enmiendas parciales a los Presupuestos, y con algunos agujeros, se mojaron al explicar de qué partidas recortaría el PP.

Los populares solo han desgranado los tajos de 750 millones de euros, porque sostienen que son los que necesitarían para subir el 1% a todos los pensionistas. De esos, el principal recorte lo haría el PP en la ayuda al desarrollo.

Este apartado, que afecta a los proyectos de cooperación, ya ha sufrido un recorte drástico de 918 millones de euros. En su momento, cuando se presentaron los Presupuestos, el PP criticó este recorte, que deja a España muy lejos del objetivo de destinar el 0,7% del PIB a ayuda al desarrollo (se quedará en el 0,37%). Sin embargo, ahora los populares proponen darle a esta partida un tajo aún mayor, de otros 200 millones de euros.

Otro apartado en el que el PP plantea un recorte importante es RTVE. Los populares piden un tajo de 200 millones de euros en la asignación a la radiotelevisión pública, una caída del 40% en un momento en el que ha dejado de emitir publicidad y por tanto se financia solo con fondos públicos y un canon que deben pagar las empresas de telecomunicaciones y las cadenas privadas según su audiencia.

Montoro también presentó otra gran partida de recorte, la de las subvenciones nominativas para proyectos de ciencia e innovación, que disminuiría si se aprobaran las enmiendas del PP en 50 millones. Otra bestia negra del discurso del PP, las ayudas al cine, se recortarían en 33 millones y habría otro tajo de 25 millones en estudios y trabajos medioambientales.

El PP propone además rebajar los gastos de financiación de partidos políticos en 12,3 millones de euros y las subvenciones a sindicatos y organizaciones empresariales en otros 5 millones.

Para el resto, hasta los 750 millones, el PP utiliza un truco absolutamente legal que usan todos los partidos. La ley obliga a plantear en cada enmienda parcial de dónde se recortaría. Pero hay una sección, la 31, que es una especie de cajón de sastre de la que tiran todos. El PP le quitaría a esa sección 200 millones, con lo que se ahorra detallar dónde los recortaría en realidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2010