El Gobierno aplaza sin fecha la ubicación del almacén nuclear

El Ejecutivo ignora las llamadas de Sebastián a tomar una decisión urgente

La necesidad de contar cuanto antes, como defiende el ministro de Industria, Miguel Sebastián, con un almacén destinado a acoger los residuos nucleares de todas las centrales españolas no parece ser tan urgente para el Gobierno. El Ejecutivo no maneja ningún plazo para escoger entre los ocho municipios candidatos a albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC), según dijo ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa ofrecida tras el Consejo de Ministros.

Tras desautorizar a Sebastián la semana pasada al frenar la apuesta del ministerio por Zarra (Valencia), el Gobierno ha vuelto a ignorar los mensajes del responsable de Industria que durante esta semana ha insistido en la necesidad de seleccionar un municipio "lo antes posible". "Yo no hago la agenda del Consejo de Ministros", comentó, molesto, Sebastián, en clara referencia a De la Vega, al ser preguntado sobre la fecha en la que se decidirá la localización del almacén.

En Valencia, solo la Cámara de Comercio y Zarra apuestan por el silo
El director de la central de Almaraz cuestionó ayer el informe de Industria

Más información

De la Vega, que lideró la oposición dentro del Gobierno al ATC en Zarra, señaló ayer que la decisión final se "debatirá y estudiará" cuando el Gobierno tenga encima de la mesa "todos los elementos fundamentales para tomar una decisión". Entre ellos, un informe encargado al servicio jurídico del Estado para aclarar las competencias de las comunidades autónomas, en previsión que pudieran obstruir la elección, y que en teoría ya había sido elaborado.

Después de casi seis años de búsqueda, la solución parecía haber llegado el viernes pasado. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, se presentó en el Consejo de Ministros con un informe bajo el brazo que situaba a Zarra como el aspirante ideal, por delante (por muy poco) de Ascó (Tarragona), Yebra (Guadalajara) y Villar de Cañas (Cuenca). Sin embargo, tras unas horas en las que se dio por hecha la decisión, la vicepresidenta logró desactivar la propuesta de Industria. Es "un debate complejo que continuaremos la semana que viene", comentó entonces De la Vega.

Pero ayer, la vicepresidenta indicó que en la sesión del Consejo de Ministros no se dedicó ni un minuto a debatir sobre el emplazamiento del silo nuclear porque "no estaba en el orden del día". Tampoco lo estaba la semana pasada. De sus palabras no parece deducirse que la decisión se vaya a tomar a corto plazo. De la Vega señaló que cuando el Gobierno "pueda analizar todos los extremos" relacionados con el ATC se debatirá la elección de la sede.

Mientras se toma una decisión, la Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Zarra mantuvo ayer el calendario de protestas que se ha traducido en manifestaciones durante toda la semana en el valle de Ayora, Madrid y Valencia.

Ayer, tras una concentración, tres representantes de la plataforma acudieron a La Moncloa y entregaron al subsecretario de Presidencia, Juan José Puerta, un informe con alegaciones en contra del ATC.

Además de los colectivos ciudadanos, los principales partidos políticos valencianos han mostrado a lo largo de los últimos días su oposición a estas instalaciones. A las protestas se ha sumado el PP, que durante meses ha jugado al despiste. Se da la circunstancia de que parte de los terrenos donde se ubicaría el silo en Zarra son propiedad de una empresa de Vicente Cotino Escrivá, sobrino del vicepresidente de la Generalitat, Juan Cotino, del PP.

También la asociación de municipios en áreas de centrales nucleares (Amac) ha cargado contra la posible elección de Zarra. Incluso el director de la central nuclear de Almaraz mostró ayer su extrañeza por el hecho de que el informe de Industria situara a Zarra en cabeza.

En Valencia -además de buena parte de los vecinos de Zarra-, solo la Cámara de Comercio ha apostado por el almacén. El PP catalán sí se ha mostrado partidario de acoger las instalaciones en Ascó, una localidad que sigue estando muy bien situada. "Hay que apostar por la energía nuclear", defendió ayer la candidata del partido a la Generalitat, Alicia Sánchez Camacho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de septiembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50