Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El saqueo del Palau

Millet agasajaba a Aznar y Mas con cenas en Menorca

La casa de veraneo de Fèlix Millet en Menorca fue uno de los escenarios favoritos del saqueador confeso del Palau de la Música para cuidar sus relaciones personales y agasajar a políticos de casi todos los partidos durante los años que duraron sus actividades delictivas. El informe que la Agencia Tributaria remitió ayer al juez instructor del caso Millet hace hincapié en estos encuentros del ex presidente del Palau a raíz de una carta anónima que denunciaba supuestos desvíos de dinero del Palau también a la fundación FAES, que preside José María Aznar.

Los autores del informe no han hallado indicios de este desvío, si bien certifican que el ex presidente del Gobierno mantuvo una relación "fluida, aunque probablemente superficial", con Millet. Aznar invitó a cenar a Millet en La Moncloa en 1996 y se han hallado varias invitaciones del ex presidente del Palau de la Música al ex presidente del Gobierno para cenar en su casa de Fornells (Menorca). Fue así al menos en agosto de 2002, 2003 y 2004.

El ex presidente se justificó ante el Gobierno de Pujol por entrar en la FAES

También hubo invitaciones al presidente de Convergència i Unió, Artur Mas, en los tiempos en que, según la Agencia Tributaria, había millonarios desvíos de dinero del Palau a Convergència Democràtica. Xavier Trias, candidato de CiU a la alcaldía de Barcelona, también recibió estas invitaciones, así como David Vegara, del PSC.

Millet, que siempre fue protegido por Convergència Democràtica por su "patriotismo", tuvo que hacer verdaderos equilibrios para quedar bien con el PP de José María Aznar sin caer en desgracia en el mundo nacionalista. Así, cuando fue nombrado patrón de la rama catalana de la FAES, escribió una carta al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, para justificar esta toma de posición política. La carta la canalizó a través del portavoz de CiU en el Senado y entonces consejero de Cultura, Jordi Vilajoana.

Según el informe de la Agencia Tributaria, "se deduce del escrito que una de las razones por las que fue aceptado el nombramiento por parte de Millet fue el gran esfuerzo presupuestario realizado por el Ministerio de Cultura en la ampliación del Palau de la Música". Dicho ministerio aportó más de 16 millones a esa obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de agosto de 2010