Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Plan de choque de Zapatero | El recorte social

Los pensionistas ven congeladas por primera vez sus prestaciones en 2011

La medida no afectará a los perceptores de rentas mínimas

Los pensionistas sufrirán una congelación de sus prestaciones por primera vez en la democracia. Se trata de una medida especialmente traumática, pues este colectivo tiene garantizada por ley, hace más de 10 años, la revalorización anual de sus rentas tomando como referencia la inflación real (no sólo el 2% previsto). Así, los 8,6 millones de personas que perciben una pensión contributiva, blindada hasta ahora a las subidas de precios, se someterán en 2011 a los vaivenes de la inflación. Será un año, eso sí, en que las previsiones de subidas de precios resultan más moderadas que en otros ejercicios. Aun así, los analistas esperan una media del 1,6%.

Esa congelación general exime a los dos colectivos más vulnerables: los perceptores de pensiones mínimas (aproximadamente un 30% del total) y otro medio millón de personas que cobra pensiones no contributivas (aquellas para las que no se exige cotización previa). En ambos casos las rentas son muy bajas: alrededor de 300 euros al mes en las no contributivas y entre 180 y 836 en el caso de las mínimas, según la modalidad.

El Gobierno espera ahorrar así unos 1.500 millones de euros al año

Al comunicar el sacrificio que se exige a los pensionistas para el año próximo, el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que las prestaciones mínimas han subido una media del 30% en la legislatura y media de Gobierno socialista. Y las generales han ganado 3,7 puntos de poder adquisitivo. "Entiendo que es un esfuerzo también serio para los pensionistas después de una política que ha intentado ser de la máxima sensibilidad" [con ese colectivo]", trató de justificar Zapatero en la réplica a las intervenciones de los grupos políticos en el Congreso.

Con la congelación anunciada, el Gobierno espera poder ahorrar unos 1.500 millones de euros al año, según la Seguridad Social. La partida de pensiones es la más voluminosa del Presupuesto -absorbe uno de cada tres euros de gasto-, por lo que cualquier retoque en este capítulo, por pequeño que sea, genera importantes recursos.

Hasta ahora ningún gobernante se había atrevido a aplicar medidas de austeridad a los pensionistas, un colectivo especialmente sensible por su edad y las escasas rentas que percibe. La pensión media en España se sitúa en 776 euros al mes, con una cuantía algo mejor para las de jubilación (880 euros). La congelación para 2011 requerirá alguna argucia legal que permita dejar en suspenso la norma que desde finales de los noventa garantiza las subidas según la inflación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 2010