Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Plan de choque de Zapatero

El PSOE pide a sus cargos que "no entren en detalle sobre las medidas del Gobierno"

La dirección socialista intenta atajar las especulaciones sobre la subida de impuestos a las rentas más altas

Los impuestos y las reformas son asunto de La Moncloa, por tanto, al PSOE sólo toca defenderlas pero no entrar en detalles. Así se desprende del escrito remitido por la ejecutiva federal a todos los cargos institucionales y orgánicos del partido, en relación con las medidas que ayer anunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la reducción del sueldo de los funcionarios, la congelación de las pensiones en 2011 y otros recortes en políticas sociales, como las ayudas por dependencia. "Os pedimos que no entréis en detalles sobre las medidas relacionadas con la bajada del sueldo de los funcionarios y sobre el establecimiento de un nuevo impuesto a las rentas altas", reza el escrito. Y continúa: "En cuanto a los detalles de estas medidas, hay que remitirse al Consejo de Ministros del próximo 21 de mayo".

De esta manera, la dirección socialista quiere atajar desde dentro las especulaciones que se han desatado sobre una próxima subida de impuestos a las rentas altas tras una insinuación en este sentido de presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. A este asunto también se han referido tanto la vicepresidenta económica, Elena Salgado, como el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, y el ministro de Fomento, José Blanco.

Quienes conocen la reflexión de Zapatero sobre esta materia aseguran que no hay contradicciones entre el presidente y los ministros, ya que ninguno de ellos habla de subir el impuesto a las rentas altas sino que sugieren propuestas para "los que más tienen". Las fuentes consultadas señalan que tras esa expresión no está, de momento, la intención de subir el IRPF porque "hay otras posibilidades", señalan enigmáticos estos interlocutores.