El sector de la automoción

El Plan 2000E para la compra de coches conservó 30.000 empleos

El Estado ahorró 300 millones en prestaciones en 2009

Los fabricantes y distribuidores de automóviles han tomado aire desde que el Gobierno puso en marcha el plan de ayudas directas a la compra de coches. La patronal Anfac ha señalado que este plan contribuyó, en el año 2009, a conservar 30.000 empleos en el sector del automóvil. Además, según sus últimos cálculos, el Plan 2000E podría evitar la pérdida de más de 16.000 empleos en 2010 en el sector de automoción.

El Plan 2000E, que está teniendo un efecto muy positivo sobre la demanda de vehículos, con una subida del 44,5% en el primer trimestre, y sobre la producción de vehículos, con un incremento del 46,8% en el mismo periodo, contribuye también de manera eficaz al mantenimiento del empleo en toda la cadena de valor del sector, han dicho fuentes directivas de la patronal de fabricación.

Los fabricantes destacan el impacto favorable de la medida en el sector
Más información
Los concesionarios de coches prevén menos ventas en mayo y junio
La recuperación en la venta de coches empieza a dar signos de agotamiento
Los concesionarios de coches se quedan vacíos

En las fábricas españolas, se estima que junto a otros planes de incentivo europeos, el Plan 2000E contribuyó en 2009, a que 32.300 personas que estaban en paro temporal por los expedientes de regulación de empleo (ERE) volvieran a trabajar y que otras 2.300 personas conservaran sus empleos y no se les aplicaran los ERE extintivos que estaban previstos.

Para 2010 se estima que, si el plan estuviera vigente todo el año, en las factorías españolas se podría evitar la pérdida de 1.000 empleos y se podrían reducir los expedientes suspensivos en 7.000 trabajadores.

Pero si se considera el sector de automoción en su conjunto, incluyendo a proveedores y concesionarios, el Plan 2000E, en el año 2009, junto con otros planes de incentivos europeos, contribuyó a conservar casi 30.000 puestos de trabajo en toda la cadena de valor del sector.

Para 2010, en caso de que estuviera vigente todo el año, se estima que el Plan 2000E podría evitar la pérdida de 16.400 empleos en el conjunto del sector.

Todo ello tiene una clara incidencia directa en el ahorro que se produce al Estado en prestaciones por desempleo. En 2009, el mantenimiento del empleo en el sector del automóvil, al que ha contribuido el Plan 2000E, ha producido al Estado un ahorro en prestaciones por desempleo de casi 300 millones de euros.

Gracias a los efectos positivos del Plan 2000E, este ahorro se estima para 2010 en 170 millones de euros, lo que equivaldría a un total de casi 470 millones de euros en ahorro de prestaciones por desempleo en los años 2009 y 2010.

La trascendencia del plan es aún más evidente si se considera la coyuntura que atraviesan las finanzas públicas. Sus efectos son más relevantes, si cabe, en un momento muy complicado para la economía española y de gran presión del gasto en prestaciones por desempleo sobre las cuentas públicas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS