Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JORGE CASTAÑEDA | Ex canciller mexicano

"La posición de España sobre Cuba y Venezuela es cínica"

México tiene una política exterior "inexistente" y la postura de España sobre Cuba es "cínica". El ex canciller mexicano Jorge G. Castañeda (Ciudad de México, 1953), que participó el miércoles en la Conferencia de Relaciones Internacionales UE-EE UU-América Latina en Madrid, opina que el Gobierno de Felipe Calderón "nunca" tuvo una estrategia en la lucha contra el narcotráfico. "En Ciudad Juárez hay más violencia que nunca. La decisión de sacar al Ejército es lo que se debió de haber hecho desde un principio".

Pregunta. El FBI dijo la semana pasada que el cartel de Sinaloa ha ganado el control de Juárez, la mayor vía de entrada de narcóticos a EE UU. The Economist publicó en enero que de los más de 50.000 arrestos vinculados al crimen organizado realizados en México, sólo 941 corresponden a esta organización. ¿Tiene México una estrategia contra el narco?

"México no ha perdido liderazgo en América Latina. Nunca lo tuvo"

Respuesta. Nunca la ha tenido. No creo las versiones que afirman que existe un pacto entre el Gobierno y el cartel de Sinaloa. Lo que pasa es que el presidente Calderón ha tomado decisiones sobre la marcha. Algunas han sido más atinadas que otras. El Gobierno reconoce que han muerto 22.700 personas desde que Calderón tomó el poder. El deterioro de la imagen de México es inmenso.

P. ¿Cuál es la política exterior de Calderón?

R. Inexistente. Su posición sobre Cuba y Venezuela, de llevar la fiesta en paz sin opinar al respecto, es muy desafortunada.

P. ¿Y su opinión sobre la política exterior española?

R. La postura del Gobierno español con Cuba y Venezuela es vergonzosa, cínica, oportunista, indigna de un país como España y de un Gobierno socialista. Es anteponer los intereses mercantiles más mezquinos. Las posturas de los países no se miden con resultados, sino con la congruencia con los valores que cada país tiene.

P. A 10 años de que el PRI dejara el poder, ¿la democracia en México se ha consolidado?

R. Sí, por primera vez en la historia del país el poder se gana y se pierde en las urnas. Eso no se había logrado hasta ahora.

P. ¿Y si vuelve a la presidencia en las próximas elecciones, en 2012?

R. No estoy tan seguro como otros de que el PRI volverá. Pero aunque volviera, no es un riesgo para la democracia en el país.

P. ¿Cuáles son los retos pendientes?

R. El Estado de derecho en México es muy imperfecto. Los monopolios que controlan los poderes fácticos del país son más fuertes que nunca, permanecen las mismas instituciones que cuando estaba el PRI. El gran defecto de la democracia mexicana es su parálisis. La iniciativa de reforma que Calderón envió en diciembre es esperanzadora, pero no ha pasado nada.

P. ¿México ha perdido liderazgo en América Latina?

R. Es una falacia. México nunca tuvo liderazgo en la región. Las posiciones que le dieron prestigio, las condenas a los golpes de Estado, la decisión de no romper relaciones con Cuba, son posiciones que asumió solo, sin que le siguieran otros Gobiernos.

P. ¿Brasil sí cumple con ese papel?

R. No es comparable. Aunque no me parece que la discusión sobre quién tiene liderazgo o no sea útil.

P. La discusión viene a cuento por la supuesta relevancia de la región como economía emergente.

R. Son exageraciones que reflejan optimismo, qué bueno que lo haya, pero yo no exageraría. En realidad la región tiene menor peso en el mundo que el que tenía hace unos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de abril de 2010