Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tesoros artísticos de la duquesa de Alba no podrán salir de Sevilla

La Junta andaluza impedirá que los cuadros abandonen el palacio de Dueñas

La duquesa de Alba posee un fabuloso patrimonio artístico en Sevilla. Y no se moverá de Andalucía, según una decisión de la Junta. El fondo pictórico del palacio de Dueñas, su lugar de residencia en la capital andaluza, contiene el grueso de sus tesoros. Hay pinturas renacentistas y otras que datan de los siglos XVII y XVIII. Estas obras, fundamentalmente de las escuelas española e italiana, están firmadas por José de Ribera, Luca Giordano, Annibale Carracci o Sofonisba Anguisola, entre otros.

Pero la cosa no se queda ahí. La duquesa tiene también cuadros que van del siglo XIX hasta hoy y cuyos autores forman parte sustancial de la historia del arte español. Son obras de Federico de Madrazo, Antonio María Esquivel, Ignacio Zuloaga, Joaquín Sorolla, Valeriano Bécquer, Gonzalo Bilbao, Julio Romero de Torres, Hermenegildo Anglada Camarasa, Gustavo Bacarisas y Carmen Laffón, entre otros.

Toda esta acumulación de gemas renacentistas, barrocas, neoclásicas, costumbristas o modernistas jamás saldrá del palacio de Dueñas. Así lo ha decidido la Junta. La Dirección General de Bienes Culturales de la Junta ha resuelto inscribir en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz 1.425 bienes de la colección de Cayetana Fitz-James Stuart. Todos ellos adornan el palacio de Dueñas. La resolución fue publicada ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

La medida del Gobierno andaluz lleva aparejada una consecuencia fundamental: los tesoros registrados en el inventario no podrán salir del palacio sevillano a menos que la Junta dé luz verde para ello. El delegado provincial de la Consejería de Cultura en Sevilla, Bernardo Bueno, fue ayer tajante: "Una vez catalogadas las obras, ya no pueden salir del palacio de Dueñas a menos que la Junta dé su permiso. Las obras no pueden salir del palacio y, por tanto, tampoco pueden ser vendidas". ¿Dará facilidades la Junta para que los bienes salgan de la residencia sevillana de la duquesa? "Los hemos catalogado para que no salgan de allí", zanjó Bueno.

Pero las posesiones de María del Rosario Cayetana Alfonsa Victoria Eugenia Francisca Fitz-James Stuart y de Silva no se reducen a los cuadros de los pintores citados. El palacio de Dueñas guarda también un fondo arqueológico con piezas romanas y medievales, así como tapices tejidos en Flandes (un antepasado de la duquesa dejó un recuerdo sangriento en esta región en el siglo XVI). Los tapices datan de los años en que Flandes fue un foco de rebeldía que los dominadores españoles combatieron a sangre y fuego.

La colección incluye algunos retratos realizados en bronce por Mariano Benlliure. El palacio de Dueñas acoge, asimismo, piezas artesanales con un notable valor etnográfico. El paso por este lugar de la emperatriz Eugenia de Montijo no fue ocioso. La granadina casada con el emperador Napoleón III dejó como testimonio un aparejo de montar del que se conservan sus mantas y alforjas de cuero repujado con arabescos. El aparejo de montar es, obviamente, granadino.

También hay muebles españoles de los siglos XVII y XVIII, muebles barrocos procedentes de distintos lugares de Europa (sobre todo, Francia), relojes de los siglos XVIII al XX, porcelanas, cortinajes y alfombras. Y muchas más cosas que se quedarán para siempre en el palacio de Dueñas.

La colección

- Escuelas española e italiana. Representadas en autores como Leandro Bassano, José de Ribera, Luca Giordano, entre otros.

- Pinturas costumbristas. Destacan Federico de Madrazo, Joaquín Sorolla o Ignacio Zuloaga.

- Fondo arqueológico. Piezas romanas y objetos medievales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de abril de 2010

Más información