Rajoy visita a Uribe y se desmarca de Chávez

El líder del PP busca aliados internacionales diferentes a los de Zapatero

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha elegido para su primera gran viaje internacional en dos años, Colombia -uno de los pocos países latinoamericanos a los que aún no ha llegado la ola de izquierdas que recorre el continente- para mostrar desde allí, el contraste entre su presidente, Álvaro Uribe, y el venezolano, Hugo Chávez, en plena crisis por el auto de la Audiencia Nacional que atribuye a Caracas cierta colaboración en la alianza entre ETA y las FARC.

Rajoy se entrevistará hoy en Bogotá con Uribe, a punto de dejar el poder tras ocho años al frente del país, por lo que el viaje busca un objetivo simbólico y con efectos directos en la política española. El líder del PP pretende reforzar su imagen internacional, muy descuidada hasta ahora, y sobre todo, según admiten dirigentes del partido, mostrar que tiene fuera de España amigos distintos a los de Zapatero.

Más información
Rajoy dice que Chávez "no es demócrata" porque no acata el auto del juez Velasco

Uribe -que ya se ha visto cuatro veces en Madrid con Rajoy- ha movido cielo y tierra para poder presentarse a su segunda reelección, pero la Corte Constitucional se lo ha impedido. Chávez se presenta una y otra vez, hasta ahora con éxito. Uribe encabeza un Gobierno que hace de la lucha contra el terrorismo uno de sus ejes, y Chávez es acusado constantemente de mantener vínculos con las FARC. En este contraste se explica la apuesta de Rajoy por viajar a Colombia. El PP está convencido de que el venezolano es un problema grave para Zapatero porque la opinión pública española no admite que el Ejecutivo sea complaciente con él. Y hace mella cada día en el asunto, ayudado por los excesos verbales de Chávez.

Aznar, sin embargo, se adelantó el lunes a Rajoy. En ese afán por dejar claro quién es el bueno y quién el malo en la zona, viajó a Colombia. Desde Barranquilla el ex presidente criticó con dureza a Chávez - "hay que plantar cara con determinación", dijo refiriéndose al venezolano-. Pero el más que probable sucesor de Uribe, Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa, apuesta como España por la vía diplomática para orientar la relación con Chávez.

Por otra parte, este fin de semana el PP celebra un congreso en Argentina, donde viven casi 300.000 españoles con derecho a voto, al que acudirán entre otros, la secretaria general, Dolores de Cospedal, y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS