Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente acepta ahora que TVE emita la serie sobre el litoral

El ministerio rectifica tras amagar con reclamar al guionista el dinero cobrado

El Ministerio de Medio Ambiente vivió ayer un día muy complicado. La denuncia del catedrático de Costas Miguel Ángel Losada -realizada en EL PAÍS- de que el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, había vetado una serie sobre el litoral que le había encargado en 2006 la entonces ministra Cristina Narbona generó un enorme malestar. Por la mañana, Fragueiro montó en cólera y amenazó con pedir al abogado del Estado un informe que buscara incumplimientos del convenio entre Medio Ambiente y Losada para que éste devolviera el dinero cobrado, según fuentes próximas al caso. Por la tarde, el departamento que dirige Elena Espinosa afirmó en un comunicado que "no cuestiona" la emisión de la serie en TVE, "aunque lamenta que en aras de la libertad de creación la misma incluya datos no fiables", los que había pedido "que fueran rectificados".

El Gobierno dice que respeta "la libertad de creación" aunque incluya errores

Narbona saludó efusivamente al catedrático que denunció "la censura"

El día anterior, el ministerio afirmó a este diario que estaba "a la espera" de que Losada realizara los cambios que había reclamado para emitir la serie en TVE. La mayoría eran detalles técnicos, pero también exigía la supresión de dos minutos en los que se superponían imágenes del Telediario sobre casos de corrupción urbanística y una mención contra la regeneración artifical de playas.

Entonces Costas ya sabía que el guionista no aceptaba suprimir la alusión a la corrupción urbanística ni el tema de la regeneración de playas. Así lo comunicó Losada en un correo electrónico el jueves 25 de febrero a las 10.38. En el correo, facilitado por Losada, éste sí aceptaba la mayoría de las peticiones de Costas, esos detalles técnicos que ayer el ministerio mantenía como puntos de conflicto.

El ministerio sostiene que la corrupción no es la culpable del caos en el urbanismo en la costa, sino la mala planificación, y agrega que, como no es competencia del Gobierno, no debe aparecer en el documental. Ayer, la ministra, Elena Espinosa, admitió que habían pedido que la serie se ajustase "a las competencias que tiene el Estado", y agregó que "en urbanismo no tiene absolutamente ninguna", informa Efe. El ministerio consideraba que supeditar la emisión del documental del catedrático a los cambios que exigía el Gobierno no suponía ningún tipo de veto ni de censura.

El cambio de discurso del Ejecutivo se produjo por la tarde, pero nadie se lo comunicó a Losada. Éste, en un homenaje en Madrid al periodista fallecido Julio de Benito, que dirigió la serie, denunció "la censura del secretario general del Mar". "Hay algunos que se creen dioses en su pedestal de barro", leyó en alusión a Fragueiro, que según fuentes del caso fue quien se empeñó en que la serie no se emitiera como estaba.

En la mesa, junto a Losada, estaba el ex ministro socialista José Borrell y en primera fila su pareja, la ex ministra Cristina Narbona, que firmó con TVE en diciembre de 2006 el convenio para elaborar la serie a cambio de 1,3 millones de euros de dinero público. Narbona no quiso comentar el caso del documental Las riberas del mar océano, pero sí saludó efusivamente a Losada y escuchó cómo éste criticó que el actual Gobierno quiere "diluir el perfil del ministerio de Narbona".

Todas las organizaciones ecologistas se alinearon a favor de la serie. "La corrupción es algo que conocemos todos, no es ningún secreto y no tiene ningún sentido eliminarlo", explicó Juan Carlos del Olmo, de WWF. Ecologistas en Acción y Greenpeace también protestaron en sendos comunicados. Pilar Marcos, responsable de Costas de Greenpeace, declaró que el caso era "tan sólo la punta del iceberg de muchas políticas de gestión de la costa paralizadas" desde la llegada de Espinosa. Greenpeace atribuye a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega esta estrategia de rebaja de la política en el litoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 2010