El cerco a Baltasar Garzón

El Poder Judicial apoya al Supremo frente a los que defienden a Garzón

El PP afirma que el presidente presiona al tribunal al respaldar al magistrado

El acoso judicial a Baltasar Garzón, al que determinados jueces del Tribunal Supremo empujan al borde del precipicio con la ayuda de querellas de la ultraderecha y los corruptos del caso Gürtel, se ha llenado de ruido. El Consejo General del Poder Judicial, favorable a un proceso urgente para suspender de funciones a Garzón antes incluso de que se resuelva si se sienta en el banquillo de los acusados por las causas que tiene abiertas en el Supremo, hizo público ayer un comunicado de censura a quienes apoyan al magistrado de la Audiencia Nacional.

Pese a que el Poder Judicial no alude a ningún dirigente socialista ni a Garzón, los vocales del Consejo consultados por EL PAÍS interpretaban ayer que era lógico pensar que se estaba censurando al presidente Zapatero, que defendió la valentía de Garzón en sus causas contra ETA -ayer aclaró en una entrevista que se refería exclusivamente a la lucha antiterrorista, no a consideraciones judiciales-; al presidente del Congreso, José Bono, que cuestionó la actitud de los magistrados del Supremo contra el juez de la Audiencia, y a ciertos ministros que no entendían que Garzón pudiera acabar en el banquillo.

El Consejo critica las manifestaciones que "deslegitiman" la labor judicial
Más información
El juez Varela rechaza las pruebas pedidas por Garzón
Zapatero come con los presidentes del Supremo y el Constitucional
"La extrema derecha ha sometido al Tribunal Supremo"
Margarita Robles niega enemistad con Garzón pero no participará en la votación sobre su suspensión

El comunicado del Poder Judicial fue preparado, según varios de sus vocales, por Margarita Robles (progresista) y Manuel Almenar (conservador) con el apoyo de Carlos Dívar (presidente del Consejo y del Supremo). En él se incide en que el "sereno clima" que precisa la función judicial es incompatible con "aquellas manifestaciones que produzcan un inmerecido efecto deslegitimador de la labor de los jueces".

Hace una semana se preparó una nota semejante, que no llegó a ser aprobada, para respaldar al Supremo frente a las injerencias que, según magistrados de este alto tribunal y según vocales del Poder Judicial, suponían algunos artículos periodísticos y otros pronunciamientos políticos sobre las causas abiertas contra Garzón. Cuando ayer se hizo la nota, que no todos los vocales respaldaron cuando se les envió por correo electrónico, el Poder Judicial añadió una alusión al respeto a la tarea de la Audiencia Nacional, aprovechando las críticas del Gobierno venezolano al juez Eloy Velasco, que les acusó en un auto de cooperar con ETA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El portavoz de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, Antonio García Martínez, censuró, en una entrevista en Euskadi Radio, que "salga el presidente del Gobierno a mediar" y calificó los elogios a Garzón como "una irresponsabilidad supina".

El líder del PP, Mariano Rajoy, cargó contra Zapatero por apoyar al juez que instruyó el caso Gürtel. "Me hubiera gustado que el presidente del Gobierno defendiera ayer al juez Velasco, que ha sido insultado por el presidente de Venezuela. Lo que hizo ayer el presidente es no apoyar a un juez español, que ha dictado un auto en el ejercicio de su independencia como juez, e intentar presionar al Supremo dando su apoyo a otro juez. Ayer hizo exactamente lo contrario de lo que debería hacer", sentenció Rajoy.

"Es sorprendente", replicó la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, que "quienes en su día quisieron dar al juez Garzón el Premio Nobel de la Paz, ahora intenten demonizarlo porque abra una investigación que no les gusta".

Los socialistas relacionan el ataque a Garzón con su investigación en el caso Gürtel, la trama de corrupción vinculada al PP. Ahora bien, Pajín decidió que, en público, la defensa del juez debía sostenerse sobre las bases de su trabajo contra el terrorismo. "Es inaceptable que se ponga en cuestión la labor de los jueces que han puesto a muchos terroristas en la cárcel".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS