Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Propuestas para el pacto contra la crisis

El Gobierno recurre de nuevo a la construcción para crear empleo

Economía propone fomentar la rehabilitación de viviendas para recuperar 350.000 puestos de trabajo, un tercio de los que ha perdido el sector

El Gobierno envió ayer a los grupos de la oposición su prometida batería de propuestas con el fin de llegar a un pacto contra la crisis. Una de ellas era especialmente llamativa por la previsión que la acompañaba: crear en dos años 350.000 empleos fomentando con incentivos fiscales la rehabilitación de viviendas y edificios. A pesar de todos los mensajes e intentos de no depender del sector de la construcción, el Gobierno vuelve ahora la vista al ladrillo, donde se han perdido cerca de un millón de empleos durante la crisis.

Tal como se comprometió el Ejecutivo el pasado jueves en la reunión general con los representantes de los partidos, los grupos tienen ya en su poder un texto con medidas en torno a las cuales debatirán a partir de mañana cara a cara. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, y los titulares de Fomento e Industria, José Blanco y Miguel Sebastián, respectivamente, empezarán la ronda con el PP.

Salgado: "Sólo hemos dicho no al ladrillo de carácter especulativo"

"Compartimos los mismos objetivos y ahora se trata de ponernos de acuerdo en cómo los conseguimos", señaló Salgado al presentar a media tarde de ayer la propuesta después de habérsela enviado a sus interlocutores políticos. Del lote de medidas que se desgranan en los 32 folios del documento se aprecia el afán de crear empleo lo más rápidamente posible. Este paquete de medidas no recoge expresamente propuestas que la oposición ha desgranado en los últimos meses, aunque tampoco ninguna de ellas levantará excesiva controversia. Salgado justificó así su apuesta de nuevo por el sector de la construcción: "Hemos querido acabar con el ladrillo especulativo, sí, pero no con el ladrillo, porque la construcción es un sector muy importante", defendió.

Es previsible que los grupos llamen la atención sobre el parecido que tienen muchas propuestas con las que contiene el anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible, que el Gobierno aprobará el próximo mes. "Niego la mayor, hay muchas propuestas nuevas", aseguró la ministra.

Por ejemplo, es nuevo el objetivo de creación de puestos de trabajo al que se pretende llegar con una rebaja del IVA para la rehabilitación de viviendas. También es nuevo el papel que va a desempeñar el Instituto de Crédito Oficial (ICO) como salvavidas de pymes y autónomos. El ICO dará préstamos directos con un importe máximo de 200.000 euros.

También se compromete el Gobierno a recortar un 4% los costes de personal de la Administración del Estado aunque sólo especifica dos fórmulas: el recorte de altos cargos y la concentración de empresas públicas. Con o sin consenso, el Gobierno adelanta "líneas irrenunciables": la reducción del déficit al 3% para 2013, por obligación impuesta por la Unión Europea. "Las líneas expuestas creemos que son merecedoras de acuerdo", aventuró Salgado. Las negociaciones durarán dos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 2010