Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Deterioro del mercado laboral

El Gobierno augura un repunte sostenido de la contratación a partir de otoño

La afiliación da las primeras señales de recuperación tras seis meses a la baja. - El paro vuelve a subir en 82.132 personas en su segundo peor febrero

El Gobierno augura un repunte sostenido de la contratación a partir de otoño

La escalada del paro no cesa. Igual que enero encaja el fin de las rebajas y la finalización de muchos contratos temporales con un aumento del desempleo, febrero suele beneficiarse de la comparación con el mes anterior. No en esta crisis. Como ya ocurrió en 2008 y 2009, los servicios públicos de empleo registraron un aumento del paro en febrero, cifrado en 82.132 desempleados más (un alza del 2,03%). El Gobierno optó por fijarse en que el incremento se queda a la mitad del que se produjo el año pasado por las mismas fechas (un aumento de 154.058 parados), aunque sea el segundo peor dato para este mes en la serie estadística. Y en que la afiliación a la Seguridad Social, tras seis meses en retroceso, volvió a sacar la cabeza, con un ligero aumento en el número de ocupados: febrero se anotó 26.340 afiliados más (una variación del 0,15%) que en enero. Con vistas al futuro, pospone la recuperación de la contratación con una "continuidad positiva" en otoño.

"En los datos del paro hay una inflexión", comentó el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en referencia al aumento de la afiliación a la Seguridad Social. Poco después de divulgarse los datos, Corbacho concedió que el aumento del desempleo "no se puede calificar de positivo", aunque enfatizó "la reducción importante" de ese aumento respecto a febrero de 2009. Y recalcó que hasta que la economía no vuelva a crecer, la creación de empleo no podrá consolidarse.

La misma tesis defendió el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, quien dio por iniciado "un nuevo periodo", en el que "se combinarán datos positivos y negativos" en la afiliación mensual. Granado pronosticó que "esta recuperación incipiente" permitirá que en septiembre el número de afiliados sea mayor que un año antes, algo que no ocurre desde mayo de 2008. La variación interanual positiva en la afiliación de la Seguridad Social es uno de los indicadores más utilizados por los expertos para certificar que una economía vuelve a crear empleo.

Pero, una vez más, las llamadas a la cautela no sobran. El dato de febrero, en su comparación mensual, está inflado por el pésimo resultado de enero, en el que las malas condiciones climatológicas intensificaron los efectos de la crisis. Así, la construcción es el sector en el que más suben los afiliados (14.051 más), cuando en enero fue de los más golpeados: las nevadas impidieron reanudar muchas obras el mes pasado. La debilidad de la recuperación se refleja en la serie desestacionalizada (que descuenta distorsiones como el fin de las rebajas), donde aún no hay rastro de creación de empleo: en esta estadística, el número de afiliados bajó en más de 30.000 personas.

Con el incremento de febrero, el paro registrado encadena siete meses de subidas y se sitúa en 4.130.625 desempleados. La variación interanual es el mejor indicador de que la destrucción de empleo, ininterrumpida desde hace dos años y medio, se atempera: si en el primer trimestre de 2009, el paro aumentaba más de un 55% respecto al mismo periodo de 2008, ahora crece sólo un 18% respecto al peor periodo de la crisis.

Por sexos, el paro subió en febrero en los hombres y las mujeres, aunque algo más entre estas últimas con 41.675 nuevas paradas respecto a enero, un 2,1% más. El desempleo masculino creció en 40.457, o un 1,9% más. También aumenta el desempleo en febrero en todos los sectores, con los servicios situados de forma perenne en cabeza con 45.420 parados más, un 1,9%. Por comunidades, aumenta en todas menos Baleares, mientras las mayores subidas se dieron en La Rioja (3,56%), Asturias (3,47%) y Castilla-La Mancha (3,32%).

El gasto por prestaciones sigue aumentando

Los gastos totales de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en prestaciones de desempleo, una de las causas de que el déficit público haya ascendido con fuerza en 2008 y 2009 hasta el 10,4% del PIB a cierre del pasado diciembre, han vuelto a subir en enero. Según ha hecho público hoy el Ministerio de Trabajo, el pago de esta partida ascendió un 16,8% hasta los 2.923 millones de euros.

Asimismo, la secretaria de Estado de Empleo, Maravillas Rojo, ha informado de que el número de personas a los que se les ha reconocido su participación en el Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción, la denominada ayuda de 426 euros, ascendió a 378.768 personas a 28 de enero.

El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y excluyendo el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 948,3 euros, lo que supone una reducción de 119,9 euros, un 11,2% menos, sobre el mismo mes del año anterior. La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario alcanzó en enero los 843,2 euros, con un repunte de 10 euros sobre 2009, un 1,2% más.

Los datos de prestaciones siempre van con un mes de retraso respecto a las cifras de paro. Por eso, Trabajo ha publicado este martes las cifras del gasto en desempleo de enero y los datos de paro de febrero.

De acuerdo con los datos del Ministerio, el número de solicitudes de prestaciones aumentó en enero un 51,9%, hasta situarse en 1.029.448. En total, en el primer mes del año se tramitaron 973.912 altas, un 52,4% más que en enero de 2009. El plazo medio de reconocimiento de la prestación fue de seis días, dos días menos que en igual mes de 2009. Los beneficiarios ascendieron a 3.160.567, un 29,7% más que en el mismo mes del año anterior. De esta cantidad, el 15,13% de los perceptores o 478.122 eran extranjeros, un 44,6% más.

Más información