Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña pide a las televisiones locales que devuelvan la licencia si no pueden emitir

Vocento, Planeta y Localia han renunciado a sus frecuencias

El actual modelo de TDT (televisión digital terrestre) es "económicamente insoportable". El presidente del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), Ramón Font, abundó ayer en la falta de viabilidad de algunos proyectos que obtuvieron una concesión para explotar una televisión local. El desplome de la publicidad, como consecuencia de la crisis económica, hace cada vez más difícil la supervivencia de los centenares de canales de televisión local adjudicados por las comunidades autónomas. Ante el nuevo contexto del sector audiovisual, Font invitó a los operadores que asumieron compromisos en los concursos y que ahora no pueden cumplirlos, a devolver la licencia.

En Cataluña, por ejemplo, grandes grupos como Vocento (editor de Abc y accionista de Net TV), Planeta (socio de referencia de Antena 3 y Onda Cero) y Localia (compañía liderada por PRISA, editora de EL PAÍS), han renunciado a sus frecuencias.

País Vasco apuesta por suavizar algunas condiciones

El caso de Cataluña es especialmente significativo por el número de canales adjudicados: 96, de los que emiten 45 (11 de los cuales son públicos y el resto privados). ¿Eran necesarios tantos canales? Font estima que la situación ha cambiado a tal velocidad que muchos operadores es probable que no sobrevivan en un escenario completamente digital. Para el próximo 3 de abril está previsto el cese total de las emisiones analógicas.

El presidente del CAC, que ayer participó en la ronda de conferencias Tribuna Catalunya, organizadas por el Fórum Europa, dijo que "el mapa definitivo será muy diferente al que se dibujó hace cuatro años, cuando se dieron las concesiones". Este mapa, según Font, estaba sobredimensionado. En Madrid, por ejemplo, se adjudicaron 30 emisoras al sector privado, muchas de las cuales no cumplen la oferta de programación que prometieron. Pero ningún organismo autonómico ha reclamado la licencia a adjudicatarios como Libertad Digital, Intereconomía o Veo TV.

Otras comunidades, como País Vasco, se plantean dar un balón de oxígeno a las empresas que obtuvieron una licencia y suavizar "en un primer momento" determinadas condiciones que eran "leoninas", aunque "respetando la ley al máximo". El anterior Ejecutivo vasco (del PNV) valoró especialmente los compromisos de emisión en euskera, circunstancia hacia la que el Gabinete de Patxi López será menos exigente. Las nuevas televisiones locales "son deficitarias nada más empezar" y en demarcaciones de poca población "será difícil que puedan competir cuatro canales", según el Gobierno vasco. Y más aún en una comunidad en la que la autonómica ETB se lleva la mayor parte de la tarta publicitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 2010