Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ataque contra Google salió de dos escuelas chinas

Militares del país asiático estudiaban informática en uno de los centros

Los investigadores privados y del Gobierno de EE UU que rastrean la procedencia del ataque contra los servidores de Google y otras 30 compañías el pasado año han identificado dos instituciones educativas como posibles puertos de conexión de los espías a la red. Google anunció el ataque en enero y a principios de este mes comenzó a compartir información al respecto con la Agencia de Seguridad Nacional del Pentágono, encargada de técnicas de espionaje internacional.

Las dos escuelas de las que procedió el ataque son la Universidad Jiaotong, de Shanghai, y la Escuela Vocacional de Lanxiang, según reveló ayer el diario The New York Times citando fuentes de una empresa de seguridad privada que ha colaborado con Google. Previamente, los técnicos de la empresa de seguridad online iDefense contrastaron las direcciones IP desde las que se lanzó el ataque con ofensivas anteriores y descubrieron que habían sido usadas en el pasado por agencias gubernamentales chinas.

Los 'ciberpiratas' tuvieron acceso a correos de algunos activistas del Tíbet

La de Jiaotong es una prestigiosa universidad china con un programa en ingeniería informática de renombre internacional. Un grupo de estudiantes de esa institución ganaron a principios de mes un concurso de programación organizado por la empresa IBM, conocido en el ramo como la batalla de los cerebros. Lanxiang es una institución de educación secundaria que, entre otros cometidos, forma a informáticos que quieren prestar servicio en el ejército.

Según un reciente informe de la comisión gubernamental de Asesoramiento en Economía y Seguridad EE UU-China, el ingeniero Peng Yinan, cofundador de Javaphile, uno de los principales grupos de hackers de China, estudió en Jiaotong, y "tiene una relación profesional, de asesor, con el Departamento de Seguridad Pública de Shanghai". Peng dio una conferencia en esa universidad en 2007 sobre "pasos básicos para convertirse en un hacker", y se presentó ante los asistentes como "un hacker de sobrada experiencia".

Diversos analistas han identificado a hackers como Yinan como posibles fuentes de un ataque que, si no fue organizado directamente por el Gobierno chino, sí que podría haber sido la obra de jóvenes internautas antiamericanos motivados por el nacionalismo.

Los ingenieros que investigan el ataque han descubierto también que pudo comenzar en abril. Google lo identificó en diciembre. Entonces, los hackers ya habían penetrado, a través de sus servidores, en las cuentas de correo de Gmail de, al menos, dos activistas a favor de la liberación del Tíbet, algo que levantó las sospechas del Gobierno de EE UU, que exigió, a través del Departamento de Estado, que Pekín ordene una investigación exhaustiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 2010