Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una de las escuelas chinas niega que iniciara el ataque contra Google

Un medio oficial chino publica una réplica al artículo de 'The New York Times' que aseguraba que dos centros educativos eran el origen del ciberasalto

Uno de los centros educativos de China acusados por la prensa estadounidense de haber iniciado los ciberataques contra Google ha negado toda responsabilidad en los hechos que enrarecieron a principios de año la relación entre la multinacional y el gigante asiático.

La Escuela Vocacional de Lanxiang , citada como una de las responsables por el diario The New York Times, ha asegurado en la publicación oficial Global Times no disponer del equipamiento necesario para realizar ciberataques de semejante calibre. La información del medio estadounidense señalaba que el asalto contra Google y otras 30 compañías fue urdido en una clase específica, impartida por un profesor ucranio. La escuela ha asegurado que "nunca se ha invitado a profesores extranjeros".

El artículo también señalaba una conexión con el Ejército chino, a lo que un experto militar citado por el Global Times contestó que "si el hecho de que estudiantes de un centro se alisten significa que entrena soldados, entonces todas las del mundo están apoyadas por los ejércitos".

The New York Times recogía declaraciones de expertos en espionaje electrónico que aseguraban que los ataques procedían de China, y más particularmente, de la universidad de elite de Shangai Jiatong y la mencionada Lanxiang. Los expertos dejaban la puerta abierta a que los equipos fueran manipulados desde fuera del país y a que el responsable no fuera el Gobierno chino.

Google denunció el 12 de enero que había sido blanco de ciberataques, probablemente procedentes de China, para acceder a la correspondencia de disidentes y robarle a la empresa códigos y secretos comerciales. La multinacional amenazó por ello de abandonar el mercado chino, el mayor del mundo con 380 millones de internautas. El buscador sigue funcionando todavía en la República Popular.