Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Ahorro energético desde lo 'nano'

El centro tecnológico Cidetec-IK4 investiga nuevos materiales basados en la nanotecnología que permitirán una menor dependencia del petroleo

Los científicos del centro tecnológico Cidetec-IK4 se encuentran enfrascados en uno de sus proyectos de investigación más ambiciosos. Están tratando de hallar nuevos materiales que mejoren las prestaciones de los ya existentes y abaraten el coste final de los productos. Es el denominado Proyecto Orion, enmarcado en el VII Programa Marco europeo, que cuenta con un presupuesto de 9,8 millones de euros y una duración que se prolongará durante aproximadamente cuatro años. David Mecerreyes, jefe de la Unidad de Nanotecnología de Cidetec-IK4, explica que el objetivo de este plan de trabajo radica en "obtener nuevos materiales basados en la nanotecnología" o bien conseguir "la mejora de las prestaciones de materiales ya existentes". Se persigue, en última instancia, que en la fabricación de productos exista "una menor dependencia del petróleo". Mecerreyes apunta que "si como resultado de estas investigaciones se consigue aliviar el bolsillo de los consumidores, el logro lo agradecerá toda la ciudadanía, sobre todo en tiempos de crisis".

Se invertirán 9,8 millones en la investigación de nuevos materiales

El Proyecto Orion, liderado desde la Unidad de Nanotecnología de Cidetec-IK4, explorará las posibilidades que ofrece la ciencia basada en la manipulación de la materia a una escala menor que un micrómetro, es decir, a nivel de átomos y moléculas. La investigación en curso tratará de elaborar nuevos materiales que mejoren el rendimiento y las posibilidades de los ya existentes, lo que, en opinión de Mecerreyes, "sin duda se conseguirá con la ayuda de los nanomateriales y, especialmente, de los que se obtienen al mezclar elementos orgánicos e inorgánicos".

De momento, son los científicos japoneses los más avanzados en el estudio de las tecnologías electroquímicas, que impulsan la investigación basada en nanomateriales para el ahorro energético. Desde los gobiernos europeos y estadounidense, según Mecerreyes, se están llevando a cabo importantes esfuerzos para apoyar la investigación en baterías, con la finalidad de reducir la utilización del petróleo.

Cidetec-IK4, con sede en el Parque Tecnológico de Miramón en San Sebastián, participa en este proyecto integrado por medio centenar de investigadores y 17 socios, entre los que se encuentran prestigiosas empresas como la española Cegasa, la británica Johnson Matthey, la italiana Fiat, la francesa Solvionic y la suiza Solaronix, experta en la investigación y tratamiento de materiales y células solares. También toman parte instituciones como la Universidad Jaume I de Castellón y la de Valencia.

El ahorro y la eficiencia energéticos serán una de las líneas de trabajo. Los materiales que se obtengan de la investigación se aplicarán en células solares y baterías, explica Mecerreyes. En este caso, serán una perfecta aplicación para el coche eléctrico del futuro. Con las células solares, compuestas fundamentalmente por silicio, podrían beneficiarse del proyecto Orion gracias al hallazgo de nuevas energías fotovoltaicas que permitan obtener materiales más flexibles y, en consecuencia, supongan una utilización más eficiente de la energía.

En paralelo a esta línea de investigación, Cidetec-IK4 tiene en marcha un laboratorio de baterías, donde se desarrollan trabajos con nuevos materiales y componentes para baterías de litio-ión, entre otros campos. El laboratorio cuenta con la colaboración con la firma Cegasa, su principal cliente y patrono de la fundación Cidetec. El trabajo con las baterías cuenta con una inversión de cuatro millones a lo largo de 2010.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 2009