Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cumbre de Copenhague

"Los ecologistas tenían razón"

La delegación española estaba contenta con el horario que había conseguido para que José Luis Rodríguez Zapatero hablara en el plenario. Poco después de Lula da Silva y poco antes de Nicolas Sarkozy. Zapatero arrancó con un reconocimiento a los ecologistas, molestos y arrinconados en la Cumbre del Clima: "Hoy es su día. Tenían razón".

Y destacó la presencia de más de 100 jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre: "Si estamos aquí, es porque hemos asumido una conclusión científica: estamos elevando la temperatura del planeta de forma peligrosa para la pervivencia de la humanidad". Ante ello, reclamó: "Una nueva era energética ha de nacer en nuestro tiempo, tras la del carbón y la del petróleo". El presidente apuntó directamente a China y EE UU -el G-2 que monopoliza la discusión-: "Debemos alcanzar un acuerdo en Copenhague. Los países desarrollados debemos reducir emisiones y financiar los esfuerzos de los países en desarrollo y los más pobres. Ni EE UU ni China pueden fallar en esta cita histórica. No pueden eludir su responsabilidad ante el mundo, la que ha contraído la UE".

El discurso concluyó con una deriva poética: "Tenemos que lograr unir el mundo para salvar la Tierra [...]. Pero la Tierra no pertenece a nadie, salvo al viento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de diciembre de 2009