Reportaje:

Ya toca (la ley de) la música

Representantes del sector entregan hoy en Industria un manifiesto

Se puede decir que la concentración que hoy congregará a cantantes, técnicos, representantes, discográficas y asociaciones del sector de la música ante el Ministerio de Industria nació una tarde en casa de Carlos López, director de Sony BMG. "Estoy harto de tener que despedir a gente y no poder sacar discos porque no existe una ley que defienda los derechos de la música", explica López. Ese impulso le hizo trazar las líneas maestras del manifiesto titulado La música es cultura. La música es empleo, que ha sido firmado por 2.000 profesionales del sector, incluidos músicos como Bunbury, Peret, Alejandro Sanz o Camela. Hoy, Loquillo, Manolo García, Luis Eduardo Aute y Antonio Guisasola, presidente de Promusicae (Asociación de Productores de Música de España) entregarán el manifiesto en mano al ministro de Industria. "Lo importante ocurrirá en la calle", apunta Guisasola, "será la demostración de que el sector está unido".

Carlos López: "¿Por qué el IVA de un libro es el 4% y el de un disco, el 16%?"

Más información

¿Por qué la concentración se hace en el Ministerio de Industria y no en el de Cultura? Desde hace unos meses existe una comisión interministerial para recoger las peticiones del sector que pide una ley de la música, al igual que existe en otras industrias. "Pero Cultura tiene las manos atadas porque Industria, en nombre del progreso, favorece a las operadoras que dan servicios de ADSL cada vez mayores y que convierten la música en gratuita", explica López.

Las medidas contra la descarga de canciones, sin pagar derechos de autor, es uno de los puntos más calientes del manifiesto de la ley de la música. Además hay otros puntos concretos: colegiación de los profesionales, homologación de las licencias para los locales de música en directo, un estatuto del músico y el fomento de la música española con la creación de cuotas de programación para su difusión en los medios de comunicación.

Lo que aparentemente puede resultar una demanda abstracta -que "la música sea considerada cultura"- tiene unas reivindicaciones concretas. "El cine tiene ayudas, la música es la hermana tiñosa de la cultura", explica López. "No queremos subvenciones sino planes de apoyo y el reconocimiento de que la música sea una industria", continúa Guisasola. Carlos López completa: "¿Por qué el IVA de un libro es el 4% y el de un disco, el 16%? ¿Por qué el ministro de Industria va a Alemania a hablar con Opel para que no se cierren las fábricas españolas y no actúa ante los 15.000 puestos de trabajo como ocurrió en el sector de la música el año pasado?".

Desde Cultura, el director del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música, Félix Palomero, asegura que se ha reunido con representantes del sector para atender sus demandas. La reunión tuvo lugar el pasado 27 de octubre y acudieron representantes de Promusicae, así como la Plataforma de Asociaciones de Música en Vivo. "Nos propusieron medidas concretas en torno a Seguridad Social, fiscalidad, formación y titulación y se contempló incluso que les apoyáramos en medidas de excepción cultural".

Diferentes responsables de Cultura en la etapa socialista han hablado siempre de una ley de la música. Joan Manuel Serrat reconoce que la "ley de la música es necesaria. Y más ahora". "Pese a que hay asociaciones que reclaman que la música sea gratis si no existe ánimo de lucro al descargarla. Vete a El Corte Inglés y coge de una estantería un disco gratis, sin ánimo de lucro, a ver cuánto tardan en aparecer los de seguridad", concluye López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de diciembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50