Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El secuestro del 'Alakrana'

El espionaje militar aconsejó no detener a los dos somalíes

El Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) elaboró un informe, 10 horas antes de la detención de los dos piratas implicados en el secuestro del Alakrana y ahora encarcelados en España, en el que desaconsejaba su captura, según reveló ayer la Cadena SER. El informe, de carácter clasificado, fue elaborado a mediodía del 3 de octubre, y en el mismo se alegaba que la detención podría elevar la tensión, perjudicar la negociación e incluso provocar represalias.

El Alakrana, con 36 marineros (entre ellos, 16 españoles) fue secuestrado el 2 de octubre. Un avión de patrulla marítima español descubrió al día siguiente que un esquife utilizado por los piratas había dejado el buque, de lo que dio cuenta a la fragata Canarias, que se dirigió en su captura. Pasaron varias horas antes de que la fragata le diera alcance y de que infantes de Marina, desde un helicóptero, abordaran la embarcación y detuvieran a sus dos ocupantes. Durante este tiempo se elaboró el informe del CIFAS, dependiente del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), en el que ya se indicaba que los ocupantes del esquife podrían no haber intervenido en el asalto del Alakrana sino actuar como avistadores de buques para los piratas.

El Ministerio de Defensa difundió ayer una nota en la que aseguraba que el general Julio Rodríguez (Jemad), "a la luz de los diversos informes que tenía en su haber, ordenó a la fragata Canarias [...] proceder a detener a los piratas en flagrante delito de piratería". Según la nota, esta decisión fue asumida por unanimidad de la comisión de coordinación, integrada por la vicepresidenta Fernández de la Vega, los ministros de Asuntos Exteriores, Defensa y Medio Ambiente; y el director del CNI.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 2009