_
_
_
_
_
Entrevista:MARCO AURELIO GARCÍA | Asesor del presidente Lula

"Ayudaremos a Colombia y Venezuela a vigilar su frontera"

Es el hombre más influyente en el entorno del presidente brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, y uno de los artífices del definitivo despegue brasileño en política exterior. De paso por Madrid, invitado por la Fundación Marcelino Botín, Marco Aurelio García insiste en que el liderazgo quiere ser integrador y apunta soluciones para la explosiva situación en la frontera entre Venezuela y Colombia.

Pregunta. ¿Brasil está preparado para asumir el lado oscuro (críticas, mala imagen) de ser un líder mundial?

Respuesta. Tratamos de no asumir esa idea de Brasil como potencia por una cuestión de lo que deben ser las relaciones en nuestra región. Hemos hecho todos los esfuerzos necesarios para que se diluya esa imagen de potencia, aunque eso nos ha creado problemas internos como cuando no reaccionamos a ciertas actitudes belicosas de Bolivia en relación al gas, o cuando hemos firmado recientemente un acuerdo con Paraguay sobre electricidad.

Más información
La frontera entre Venezuela y Colombia amanece "abierta y en total normalidad"

P. El liderazgo no sólo es como se ve uno, sino como le ven los demás. Y la percepción es que Brasil es una potencia que empieza a actuar como tal.

R. Brasil ha ganado mucha visibilidad, sin duda, por la personalidad de Lula, y por su diplomacia, pero esencialmente es porque hemos dejado de ser el país del futuro y nos hemos enfrentado a los retos que tenemos delante, especialmente el de la desigualdad. Es muy importante que en Brasil los gobernantes no se emborrachen con los éxitos, porque el país ha estado siempre subiendo y bajando y eso ha sido siempre un desastre total. Finalmente han comenzado a cambiar las cosas, y eso se percibe.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

P. Y por si estuviera poco en la primera línea internacional Brasil va a ocupar un lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU en un momento crucial de éste, sobre todo con el asunto de Irán y la energía atómica.

R. Nuestra posición en ese asunto es insistir en que la energía nuclear iraní debe servir para fines pacíficos y debe existir un control del Organismo Internacional para la Energía Atómica. Pero sobre todo hay que rebajar la tensión. Obama nos ha dicho que le parece importante que conversemos con Irán. A lo mejor los iraníes escucharán de nosotros cosas que de otros no escuchan.

P. ¿Presta más atención Obama que el ex presidente Bush a Latinoamérica?

R. Los movimientos de la diplomacia de Obama son todavía contradictorios. Por ejemplo, respecto a Cuba y Honduras. En cuanto a lo que ha pasado con Colombia y las bases [cedidas al uso de EE UU], no nos parece correcto. Nosotros no podemos impedir que Colombia tome sus decisiones, pero hacen falta garantías de que no se producirá un desequilibrio en la región.

P. Y sin embargo, hasta ahora, se consideraba que ese desequilibrio venía más del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

R. Siempre hemos apostado por las soluciones dialogadas. Por ejemplo, sería muy interesante que Venezuela y Colombia acordaran un sistema de vigilancia conjunta de su frontera común. Y yo no excluiría un pacto de no agresión.

P. ¿Y qué papel juega Brasil?

R. Para el monitoreo conjunto, ayudaríamos con medios técnicos, como aviones de vigilancia.

Marco Aurelio García, ayer en Madrid.
Marco Aurelio García, ayer en Madrid.C. ÁLVAREZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Jorge Marirrodriga
Doctor en Comunicación por la Universidad San Pablo CEU y licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra. Tras ejercer en Italia y Bélgica en 1996 se incorporó a EL PAÍS. Ha sido enviado especial a Kosovo, Gaza, Irak y Afganistán. Entre 2004 y 2008 fue corresponsal en Buenos Aires. Desde 2014 es editorialista especializado internacional.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_