Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Histérica y agridulce alfombra roja

5.500 invitados asisten al estreno en Hollywood

Un sentimiento agridulce caminó ayer por la alfombra roja que condujo al teatro Nokia de Los Ángeles. Allí se estrenó This is it y allí ensayó Michael Jackson parte de los 50 conciertos que nunca dio en Londres. Como dijo Kenny Ortega, coreógrafo y director del filme, y amigo de Jackson, This is it "no es el viaje" que tenían en mente cuando comenzaron a preparar la vuelta del rey del pop a los escenarios. "Pero teníamos que hacerlo por sus fans". Esos admiradores flanquearon con pasión y curiosidad la alfombra roja que conducía al teatro, repartiendo guantes blancos en recuerdo de su ídolo y vistiendo camisetas con su nombre. Dentro de la sala los aplausos y vítores cerraban cada número musical como si se tratara de un concierto en vivo.

Una pasión que también estuvo en la alfombra roja por la que pasaron los 5.500 invitados. Jennifer López, Will Smith, Macy Gray, Jennifer Love Hewitt, Paris Hilton, el alcalde Antonio Villaraigosa o cuatro de los hermanos del cantante, Jermaine, Randy, Tito y Marlon. La Toya Jackson se ha negado a verlo. En su opinión, su hermano era un perfeccionista y se habría negado a mostrar a sus fans algo incompleto. El asistente de producción y coreógrafo Travis Payne defendió el filme. "Finalmente la gente disfrutará del Michael que yo conocí", subrayó con orgullo. Elizabeth Taylor no dudó en compartir en Twitter su alegría por un filme que podría convertirse en el documental más taquillero de la historia y que según la actriz (que lo vio en un pase privado) muestra "el talento divino" que tenía Jackson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de octubre de 2009