Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El silencio

La Universidad Nacional Autónoma de México ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y ayer, en el acto de entrega, el rector de la misma, José Narro, en su discurso de agradecimiento tuvo un emotivo recuerdo para el exilio republicano español, rindiendo tributo a su aportación a esa universidad.

Dando mi paseo diario, escuchaba por la radio las palabras del rector de la UNAM y, llegado ese momento, hubiera apostado que el selecto y sensible auditorio del teatro Campoamor iba a irrumpir en aplausos, pero no, todo el mundo siguió con las manos mudas, silencio que grita, incluidos los ministros presentes, ministros de un Gobierno socialista. Sí, ya sé que es difícil de creer, pero fue así.

Quisiera agradecerle, profundamente, a don José Narro su recuerdo para aquellos que tuvieron que abandonar su patria por defender ayer aquello que disfrutamos hoy todos, el silencioso auditorio de ayer incluido: la democracia. Yo, ciudadano de a pie, todavía le estoy aplaudiendo y quizá no sea el único en esta España nuestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 2009