La cámara alerta de que elevar los tributos hundirá la economía

Los empresarios critican el recorte en inversión productiva

Los Presupuestos del Estado para 2010 presentados esta semana por el Gobierno central ni son austeros ni fomentan el cambio de modelo productivo. La aseveración es de la Cámara de Comercio de Barcelona, que ayer cargó duramente contra el proyecto de cuentas públicas. La principal censura de la institución que preside Miquel Valls se debe al impacto de la subida de impuestos. Según sus cálculos, el aumento del IVA y de la tributación sobre las rentas de capital hundirá la economía un 1,5%, frente a las optimistas previsiones del Gobierno: -0,3%.

En este escenario, el Ejecutivo no sólo no logrará reducir el déficit público hasta el 5,4% del producto interior bruto (PIB) en 2010, sino que lastrará la recuperación económica del país, según la cámara, que aboga por que la reducción del déficit se lleve a cabo más gradualmente. "Los ingresos se recuperarán cuando lo haga la actividad económica", subrayó Valls en rueda de prensa; asimismo recordó, en este sentido, que la principal consecuencia de la subida impositiva será la reducción del consumo.

En cuanto a los presupuestos para 2010, Miquel Valls lamentó que el Gobierno no haya realizado un verdadero esfuerzo de austeridad y contención, lo que contrasta con la crítica acerca del déficit. Los gastos de personal aumentan el 2,7%, mientras que los gastos corrientes en bienes y servicios lo hacen el 1,3% y las inversiones reales caen cerca del 15%. "Sorprendentemente", añadió Valls, también aumentan el 6,7% los gastos de "alta dirección".

Atrasar la dependencia

En lo que respecta al gasto social, la Cámara de Comercio destaca el incremento del 36% de la partida destinada a financiar la Ley de Dependencia. El presidente de la cámara apuntó que se tendría que prorrogar unos dos años el desarrollo de esta ley, "muy costosa para el Estado", a la espera de que la situación económica mejore y los ingresos públicos permitan costear su aplicación sin necesidad de incurrir en más déficit.

Valls también criticó que en los presupuestos para 2010 caiga la inversión en aspectos fundamentales como son la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i), y las infraestructuras. El gasto en el primer capítulo baja el 3,1% -es el primer descenso desde que se dispone de este dato estanco-, y la inversión, el 20%. La inversión del conjunto del sector público se recorta el 7%, lo que supone el descenso más importante de la década, recuerda la institución. El presidente pidió a los partidos que realicen un ejercicio de responsabilidad y presenten enmiendas constructivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de octubre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50