57º Festival de Cine de San Sebastián

Atom Egoyan: "El cine de Buñuel cambió mi vida"

El director presenta 'Chloe', una turbia historia de amor

Fue uno de los primeros en llegar la noche del jueves a la inauguración de la exposición que sobre El perro andaluz, el filme de Luis Buñuel, se muestra estos días en el edificio de Tabakalera en San Sebastián. Atom Egoyan, el cineasta canadiense que ayer abrió el festival donostiarra con Chloe, una turbia historia sobre la infidelidad, no se quiso perder los entresijos que llevaron a Buñuel a rodar con Salvador Dalí la ya mítica película.

Ayer Egoyan lo explicó orgulloso y claro: "El perro andaluz cambió mi vida. Con Buñuel entendí que el cine era una manera de presentar los sueños". Fue en un pequeño pueblo de la costa oeste de Canadá donde el niño Egoyan se enteró de la existencia del filme. "No había entonces vídeos y envié a Nueva York un sobre con dinero para que me enviaran la cinta en super 8. Cuando llegó y la puse en el proyector, fue tal la emoción... Cambió mi vida y ha cambiado mi cine. Buñuel mostró que se pueden incluir escenas sin lógica aparente para crear un tono sorprendente".

Más información

Buñuel aparte, Egoyan habló de deseos, de sexo, de mentiras y de falsas apariencias, que de todo eso trata Chloe, un filme protagonizado por Julianne Moore, Liam Neeson y Amanda Seyfried, del que ha prohibido ofrecer imágenes para las televisiones. Egoyan indaga en el misterio de los seres humanos y en su complejidad a través de las relaciones de un matrimonio y una irresistible joven. "Todos los deseos precisan de una salida. Si ese acceso al objeto de deseo no encuentra el camino, se busca en otro sitio. Es igual que el agua que van buscando su salida por donde puede", aseguró Egoyan. También el sexo es materia imprescindible en Chloe. "Muchas veces se identifica al sexo como una mera manipulación del clítoris. Es algo más. El sexo es también un momento secreto en el que poder contactar con otra persona".

El rodaje de Chloe se interrumpió durante un tiempo por la muerte inesperada de la actriz Natasha Richardson, la mujer de Liam Neeson. "Fueron unos momentos realmente duros y difíciles, pero Neeson dio muestras de una gran profesionalidad. Se incorporó al rodaje nada más celebrarse el funeral por su mujer. Jamás olvidaré su generosidad".

Al contrario que en la mayoría de sus películas -El dulce porvenir (con la que consiguió el Gran Premio de Cannes), Ararat o Exótica- Chloe nace de un guión ajeno. "Ha sido realmente liberador. Recibo miles de guiones que no me interesan nada. El tener entre manos una historia ya escrita como Chloe me libera de preocupaciones"."A veces el sexo se identifica con una mera manipulación del clítoris"

Mientras el diluvio caía, ha arrancado una nueva edición del Festival de San Sebastián. La canadiense Chloe ha dado inicio a la sección oficial. Sin embargo, los protagonistas han sido el agua y, sobre todo Brad Pitt, que tiene unos fans que no temen al resfriado. Han aguantado toda la mañana bajo el aguacero que ha caído sobre Donosti. VNEWS

Homenaje sin Haneke y el universo creativo de David Lynch

- El primer día del certamen sirvió también para que La cinta blanca, de Michael Haneke, ganadora en Cannes, recibiera el premio al mejor filme del año según la Federación Internacional de la Crítica de Cine. El director no acudió a recoger el trofeo a una gala de inauguración que contó con la presencia de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y del lehendakari, Patxi López.

- David Lynch no está ni presenta película en el certamen, pero la exposición Action reaction en el centro cultural Okendo acerca su universo creativo a San Sebastián a través de 19 litografías pertenecientes a sus series Paris suite y Women. Siempre le ha gustado saltarse los géneros y los formatos y así lo demuestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de septiembre de 2009.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50