Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crisis de Gobierno en Argentina tras la derrota del peronismo

Frente a quienes le pedían una remodelación total del Gabinete, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, optó ayer por un cambio parcial, que sigue dejando el Gobierno en manos de reconocidos kirchneristas. Sergio Massa, el jefe de Gabinete -cargo que actúa como un coordinador de los ministros-, será reemplazado por Aníbal Fernández, actual titular de Seguridad y Justicia, con una carrera política muy ligada a Néstor Kirchner. El ministro de Economía, Carlos Fernández, será también reemplazado y le sustituirá Amado Boudou, que sólo llevaba un año al frente de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

El nuevo ministro de Justicia será Julio Alak, encargado hace un mes de la gerencia de la expropiada Aerolíneas Argentinas, y el nuevo jefe de la Seguridad Social será Diego Bossio, ex presidente del Banco Hipotecario.

Los cambios anunciados anoche se suman a las dimisiones de la ministra de Sanidad, Graciela Ocaña, y del secretario de Transportes, Ricardo Jaime, que fueron reemplazados inmediatamente después de conocerse la derrota del Partido Justicialista de Néstor Kirchner en las elecciones del pasado domingo 28 de junio.

El cese de Massa y de Carlos Rodríguez no satisface en absoluto las expectativas de los peronistas disidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de julio de 2009