Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Se quedaron con mi hermana"

Un informe revela el robo de ocho niños en la Maternidad de O'Donnell en 1964

Un informe de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) sostiene que en 1964 desaparecieron al menos ocho niños de la Maternidad de O'Donnell. La asociación asegura que estos niños fueron arrebatados por el franquismo a sus padres a los que se les dijo que habían muerto. El documento afirma que en ocho casos concretos la causa de fallecimiento alegada (otitis) por los responsables médicos era "totalmente increíble" para esa "época y edad".

El estudio ha sido realizado para la asociación por el sociólogo Francisco González de Tena, que ha estudiado las desapariciones de recién nacidos en esa maternidad desde 1940 hasta que fue derribada para construir el edificio actual, y se ha aportado a la denuncia que tramita el juzgado de Instrucción 23 de Madrid en referencia a los niños que fueron separados de sus padres tras la Guerra Civil.

El estudio fue encargado tras una rocambolesca y dramática historia. En 1997, Mar Soriano viajó a Austria para acudir a una conferencia para personas sordas. Al finalizar, una mujer del público se acercó y comenzó a hablarle en alemán, pero Soriano no lograba entenderla. Finalmente, un traductor le contó que la mujer aseguraba que su cara le recordaba a la de una vecina suya. Soriano, que siempre intuyó que la muerte de su hermana había sido muy extraña, comenzó a sospechar que la vecina de aquella mujer podía ser su hermana. Entonces comenzó una búsqueda desesperada para intentar localizarla.

Su hermana, Beatriz, nació en enero de 1964 en la Maternidad de O'Donnell. "Parecía sana", cuenta. "Pero un día le dijeron a mis padres que había muerto y que ellos se encargaban de enterrarla. No les dijeron dónde estaba el cuerpo ni nada. No había sitio donde llorarla", relató al periódico Diagonal. Según el estudio, la información adicional de la que dispone la familia de la niña -que no fue facilitada al sociólogo cuando se personó en el Archivo Regional- es que el mismo 18 de enero de 1964 fallecieron otras siete niñas "en idénticas circunstancias y alegando la misma patología: otitis".

Para González de Tena, a los familiares de la niña la presunta muerte se les presenta como "una especie de epidemia fantasmal, toda vez que no se conocen datos estadísticos que acrediten ni un solo caso de fallecimiento por esta causa en neonatos y en fechas tan tardías para la medicina infantil como 1964".

Tras su viaje a Austria, Soriano contactó con abogados y con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica para intentar llegar hasta Beatriz. "Fue entonces cuando me di cuenta de que tenía que profundizar en la historia de España". Y eso hizo. Por eso, ahora insiste en no olvidar a quienes se encuentran en una situación parecida y en recordar que esta situación proviene de unas prácticas heredadas de la Guerra Civil y enmarcadas en una dictadura.

El abogado de ARMH, Fernando Magán, explica que ayer presentó un requerimiento para intentar localizar a la hermana de Mar Soriano para que comparezca como testigo en el proceso judicial sobre los llamados niños perdidos del franquismo. Magán ha incluido el informe de González de Tena para ampliar la denuncia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de junio de 2009